Con clima de fiesta el teatro se despidió de Salta

Un final colectivo para un encuentro que crece y muestra todas las vertientes teatrales.



Salta (Enviada especial).- Con una murga y mucha algarabía los teatreros de todo el país se despidieron ayer hasta el año que viene y dieron por finalizada la 16 Fiesta Nacional del Teatro, que convocó a más de 35 elencos y reunió a 10.000 espectadores durante once días.

Tras la puesta en escena de las dos últimas obras que se vieron, “Desconcierto en vos mayor” del elenco jujeño Yuraj Uya y “Pueblo negro” del grupo GIT de Salta, se dio lugar después de las 20 al cierre colectivo de esta fiesta que no tuvo carácter competitivo.

Luego de que un temporal de lluvia y piedra impidiera realizarlo frente al monumento a Güemes, la Casa de la Cultura de esta ciudad fue el lugar elegido para el acto de despedida donde se observaron caras alegres y un clima de fiesta como pocas veces visto. De la ceremonia participaron los miembros del consejo directivo del Instituto Nacional de Teatro, el titular Rubens Correa y el director de Fomento Javier Margulis, entre otros y la secretaria de Cultura de esta provincia, Eleonora de Ferrer.

Entre los organizadores de este encuentro que ya lleva 16 ediciones, ayer se especulaba con que la próxima sede de la fiesta será Jujuy.

El espectáculo del acto de despedida estuvo a cargo de Adhemar Bianchi, un estudioso de las tablas que organizó una puesta en escena con los elencos de teatro barrial que dirige.

En el acto protocolar, se entregó un premio a la actriz Rosa Avila de Tucumán, por su trayectoria y se hizo una mención al trabajo de los técnicos que posibilitaron las puestas en escena.

La fiesta dejó un saldo positivo para todos, aunque se reconoció que habrá que seguir trabajando para mejorar tanto el nivel de algunos elencos, como el criterio de selección de las obras.

Para los amantes de las artes escénicas, fue una buena oportunidad de hacer contactos, encontrarse con sus colegas y contrastar su propia evolución con la del resto. Muchos se nutrieron mutuamente con las experiencias de los otros, intercambiaron teléfonos y prometieron encarar obras juntos.

En el caso de los directores y los críticos, tuvieron su espacio para poder debatir los pormenores de su actividad. Para el público salteño, que sumó unas 10.000 personas en once días, respondió con avidez a la oferta teatral, y alcanzó picos de asistencia récord, fue una forma de poder medir el termómetro del teatro del país.

El titular del Instituto Nacional del Teatro Rubens Correa consideró que la fiesta arrojó buenos resultados y logró su objetivo. El responsable del organismo se mostró conforme con el encuentro. “Hicimos una evaluación en el Consejo de Dirección y estamos muy satisfechos con el resultado de la fiesta, nos alegra sentir que mejoraron la organización, el resultado artístico, lo cual nos afirma que este diseño es superior”, evaluó. Para Correa, de todos modos hay detalles que deberán optimizarse.

Un menú variado

Salta (Enviada Especial).- Fue un menú variado y ecléctico. Junto con las obras que se pusieron en escena, la 16 Fiesta Nacional del Teatro se caracterizó por la diversidad de actividades relacionadas con el quehacer teatral que estuvieron en marcha durante el encuentro.

Cuatro talleres sobre Teatro de Objetos, Gestión y Producción, Montaje y Abordaje Actoral de las nuevas dramaturgias su sumaron a los cuatro desmontajes de las obras “Señoritas en concierto”, “H”, “Casa Cerrada” y “Secreto y Malibú”. A ello le siguió una conferencia sobre el rol del espectador que dictó la francesa Anne Ubersfeld y dos encuentros, el de directores y críticos, en el que ambos expusieron sus realidades y contrastaron impresiones.

También se presentó el libro “Antropología teatral y acciones físicas, notas para el entrenamiento del actor” de José Luis Valenzuela que expuso Marcela Sosa en la Fundación Salta.

Pero eso no fue todo. Una exposición de vestuario permanente ubicada en la Casa de la Cultura de esta ciudad, la Fundación Salta y el Teatro del Huerto, acompañó la actividad que día a día se fue desplegando en este encuentro. También se pudo visitar la exposición de fotos permanente de Teatro Salteño en la Fundación Salta.


Comentarios


Con clima de fiesta el teatro se despidió de Salta