Con críticas, Bariloche reformula el presupuesto

En el Deliberante objetaron políticas del intendente.

Toncek Arko

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Concejo Municipal aprobó ayer la millonaria reestructuración del presupuesto 2011 que había solicitado el Ejecutivo, aunque luego de un debate en el que hubo reproches de todo calibre para la gestión del intendente Marcelo Cascón. El proyecto quedó sancionado con el apoyo de ocho ediles sobre un total de diez, pero varios de los que votaron a favor también cuestionaron con dureza la política económica del gobierno. La reestructuración contempló una transferencia entre partidas por 25,6 millones de pesos y le dio cabida a ingresos no previstos por otros 10,2 millones. Ambas cifras fueron a nutrir la cuenta sueldos y alcanzarían para cubrir sin sobresaltos hasta fin de año los aumentos pactados con el Soyem. Votaron en contra y quedaron en minoría los concejales Francisco de Cesare (partido Socialista) y Hugo Cejas (SUR). Este último mantuvo un áspero contrapunto con el secretario de Economía, Juan Deco, quien se presentó durante la sesión a defender el proyecto. Deco dijo que los sueldos de septiembre del personal ya habían sido depositados, porque no podían quedar para después del fin de semana largo. Pero reconoció que esa decisión estaba “sujeta” a la inmediata aprobación de la ordenanza. Cuando le preguntaron qué pasaba si no conseguía los votos necesarios, hubo un silencio que nadie se atrevió a cortar. Finalmente el presidente del Concejo, Darío Barriga (SUR), su compañera de bloque Arabela Carreras y los dos ediles del Frente Grande votaron a favor, luego de haber formulado críticas variadas sobre el manejo presupuestario. Carreras dijo que la mejora salarial fue acordada en enero y no entendía por qué el Ejecutivo tardó diez meses en plantear la reestructuración. Dijo que esa demora impidió el necesario debate sobre las partidas a afectar. Cejas pidió derivar el proyecto a comisión para analizar alternativas, pero no alcanzó consenso. Dijo que no podía aprobar transferencias para el pago de salarios sin contar con la nómina de personal para cada categoría. También sostuvo que la actual gestión llevó la deuda a 57 millones de pesos y acumuló un desfase de 29 millones de pesos en la recaudación propia, que quedó muy por debajo de la proyección. “Comprometieron 35 millones más de salarios sin saber de dónde iban a sacar la plata –apuntó–. Por más que aprueben esta transferencia la plata no va a estar y esto va a estallar en diciembre”. Resabios de las elecciones Las consecuencias de la reciente elección también se filtraron durante el debate. Cejas y otros ediles sugirieron que el intendente electo, Omar Goye, recibirá una pesada herencia por los errores de la actual gestión y Alfredo Martín (Frente Grande) dijo que Cascón y su gabinete “hicieron política mintiéndole a la gente, derrocharon plata en la contratación de funcionarios y la gente se lo cobró con el voto”. Daniel Pardo (PPR) asumió una vez más un solitario rol oficialista y reivindicó los cambios introducidos por este gobierno en materia tributaria. Recordó que el municipio de Bariloche tiene una presión fiscal que está “por debajo de la media nacional”. Hubo repetidas críticas a la decisión de sacar dinero de las partidas de becas y del presupuesto participativo para derivar al pago de salarios, además de recortar 11 millones que correspondían al Instituto Municipal de la Tierra y la Vivienda “cuando lo impide la ordenanza de emergencia habitacional”. Deco justificó esas transferencias en la imposibilidad de cumplir los proyectos postergados en los dos meses que quedan de gestión. “Lo que no se hizo ni se licitó, ya no se va a hacer”, admitió. Cejas dijo que Cascón resigna cualquier otro objetivo a quedar como “el intendente que pagó siempre los sueldos en término, aunque le deje una bomba de tiempo al que le sigue”.


Comentarios


Con críticas, Bariloche reformula el presupuesto