“Con estos niveles de emisión, hay que esperar inflación de tres dígitos en 2021”

Ricardo López Murphy, ex Ministro de Hacienda



De mirada aguda y crítica acerca de la realidad argentina, ex Ministro de Hacienda durante el gobierno de Fernando De La Rua en 2001, y de larga trayectoria profesional y política, Ricardo López Murphy es palabra más que autorizada para el análisis de la compleja coyuntura que atraviesa el país y el mundo. En diálogo con PULSO, el especialista brindó su visión acerca de la administración de la pandemia y de los primeros meses de la gestión Fernández, manifestó su desconfianza en la estrategia sanitaria, y señaló que el gobierno se equivoca con Vicentín.

PREGUNTA: ¿Cuál es su perspectiva del momento que atraviesa el país?
RESPUESTA: La economía argentina venía antes de la pandemia en un proceso de degradación. Hasta entrado marzo veníamos en un proceso de crisis creciente, a mi entender debido a la incapacidad del gobierno para enfrentar los problemas que teníamos, que en realidad vienen del gobierno anterior, y también del anterior. La Argentina ha crecido muy poco en términos per cápita desde el año 1974. Este año vamos a volver a ese nivel de producto per cápita. Un retroceso de 46 años. Ello da una idea de la gravedad del problema, que está caracterizado por grandes desequilibrios fiscales, destrucción del sistema financiero, confiscación de los fondos de pensión, megainflación y nueve default. Sobre esa situación, una crisis global como la del coronavirus, que va a contraer la demanda mundial, nos pone en una situación muy crítica, que nos encuentra sin instrumentos para poder reaccionar. El gobierno ha elegido utilizar un explosivo aumento en la cantidad de dinero, que tarde o temprano va a significar altísimas tasas de inflación.

P: ¿Qué opina de la re estructuración de la deuda?
R: Creo que se ha dilatado demasiado en el tiempo. Probablemente porque se hizo una cosa contraria a las reglas y al proceder de los países exitosos, y a lo que el propio gobierno había prometido en campaña, cuando el Presidente hablaba de la estrategia uruguaya. El camino que se ha elegido creo yo, es equivocado. Eso le suma a todos los problemas que ya tenemos, una dosis de incertidumbre muy grande.

P: ¿Le sorprende la postura del FMI respaldando la posición argentina?
R: En realidad el Fondo es partidario históricamente de hacer quitas a la deuda, a fin de evitar que en el futuro, países como el nuestro se puedan volver a endeudar. Tiene una lógica eso. Y la quita tiene que ver con un análisis de sostenibilidad, buscando devolverle plausibilidad. Es una cuestión aritmética. La cuenta es ‘ustedes no tienen mercado de capitales, por lo tanto no pueden tener un servicio de la deuda muy grande por año’. Yo estoy de acuerdo. Ahora eso debe venir acompañado de un programa con el Fondo que tienda a normalizar. Si el gobierno hubiera anunciado previamente un acuerdo con el Fondo para equilibrar las cuentas, otra hubiera sido la conversación. Yo quiero ver cuan alegres van a estar con el Fondo cuando venga la negociación con el Fondo.

Es inverosímil que el estado no tenga plata para pagarle ni a los acreedores ni a los jubilados, pero sí para comprar una empresa.

P: ¿Fue correcta la estrategia con foco en lo sanitario?
R: Me parece que no fue una elección adecuada. A mi me gusta comparar con Uruguay, que recibió los primeros casos al mismo tiempo que Argentina, y hoy tiene su vida prácticamente normalizada. Nosotros en cambio seguimos encerrados y con una curva que crece sistemáticamente, lo que revela el fracaso de la estrategia. La clave de los países exitosos ha sido testear, seguir y confinar a los riesgosos. Acá hemos encerrado a todos, y lo que ha ocurrido es un colapso de la economía.

P: ¿No es valorable tener menos muertos que Brasil y Chile?
R: No tenemos menos muertos que Uruguay y Paraguay. A mi me gusta siempre compararme con los que hacen las cosas bien, no con los que hacen todo mal. La idea de jugar con el último de la tabla para mostrar buenos resultados…

P: ¿La emisión no es una herramienta que están usando todos los países del mundo?
R: Es así en gran parte, porque los países en el mundo tienen un mercado de capitales enorme que les permite emitir, y luego salir a rescatar. Si hubiera un plan en Argentina para rescatar los excesos de emisión, no estaría tan preocupado. Pero yo no veo ningún plan. El problema es a quien le colocaríamos en Argentina la deuda que hace falta emitir para absorber esa cantidad de dinero. Lo que va a suceder es lo que sucedió siempre, esa cantidad de dinero se va a absorber con una mega inflación.

P: ¿Es decir que hay que esperar una inflación mayor a la del año pasado?
R: Si hacia el último trimestre la situación sanitaria se ha normalizado, yo esperaría que la tasa de inflación vaya subiendo. Y si los números de emisión monetaria siguen siendo un crecimiento del 150%, yo esperaría una inflación de tres dígitos el año que viene.

P: ¿Qué opina del caso Vicentín?
R: La empresa estaba en medio de un proceso judicial, y bajo el control de los síndicos del concurso, bajo las reglas de nuestra legislación comercial. El gobierno violó al Congreso y al sistema judicial, con una intervención sin base jurídica. Creo que va en las antípodas de lo que hace falta para generar confianza. Pero además es inverosímil que el estado no tenga plata para pagarle ni a los acreedores ni a los jubilados, pero sí para comprar una empresa.

PERFIL

Ricardo López Murphy es Licenciado en Economía (Universidad de La Plata) y Máster en Economía (Universidad de Chicago). Oriundo de Buenos Aires, tiene 68 años.

Fue ministro de Defensa, de Economía y de Infraestructura y Vivienda durante la presidencia de Fernando de la Rúa.

Actualmente preside la Fundación Cívico Republicana (FCR) y fue electo presidente de la Red Liberal de América Latina (Relial).


Comentarios


“Con estos niveles de emisión, hay que esperar inflación de tres dígitos en 2021”