Con la defensa titular, sin Román ni Palermo



#

A la par. Martín y Juan Román al trotecito y fuera del estreno de verano.

Lo peorcito de Boca de un tiempo a esta parte es la defensa. Bien lo sabe Julio Falcioni, antes como rival del Xeneize ahora como su entrenador. Por eso no quiere perder tiempo y saldrá a la cancha el sábado, en su debut en el cargo, con la defensa que imagina será la titular. Cristian Lucchetti; Christian Cellay, Matías Caruzzo, Juan Manuel Insaurralde y Fabián Monzón serían los nombres de la última línea que enfrentarán a Independiente en Mar del Plata. El resto del equipo formaría con Cristian Chavez, Jesús Méndez, Sebastián Battaglia, y Matías Giménez; Pablo Mouche y Lucas Viatri. Como se ve, no estarán desde el inicio ni Martín Palermo ni Juan Román Riquelme. Falcioni hizo un solo cambio respecto del fútbol realizado el lunes: Battaglia por Medel. Palermo, autor del gol de penal para el segundo equipo, formó parte del equipo suplente y Riquelme trabajó sobre el arenero que armaron en el primer turno de la exigente pretemporada, aunque también participó de la práctica de fútbol. En el equipo que contó con el Titán jugaron Javier García; José María Calvo, Enzo Ruíz, Gastón Sauro y Clemente Rodríguez; Cristian Erbes, Gary Medel, Nicolás Colazzo; Riquelme; Damián Escudero y Palermo. En cuanto a las incorporaciones, Leandro Somoza y Diego Rivero se convertirían en los próximos días en los primeros dos refuerzos Xeneizes de cara al torneo Clausura. Por el volante de Vélez, se le pagarían 500 mil dólares de resarcimiento al club de Liniers para destrabar la situación y por el Burrito se mejoraría la oferta de su contrato. Somoza llegaría a préstamo por un año y medio de Villarreal (en junio tendrá el pase en su poder), luego de la cesión que se le interrumpiría al club de Liniers. En tanto, con San Lorenzo está todo arreglado para concretar el intercambio con Matías Giménez hasta diciembre de 2011. Sólo falta que River termine de convencerse.

FBaires


Comentarios


Con la defensa titular, sin Román ni Palermo