Con la 'suerte echada', empieza juicio a Boggiano

Ayer comenzó el proceso en el Congreso.

BUENOS AIRES (ABA/DyN).- La comisión de Asuntos Constitucionales del Senado inició ayer el proceso de juicio político al ministro de la Corte Suprema, Antonio Boggiano, por presunto "mal desempeño en el ejercicio de sus funciones". Sin embargo el primer paso formal se concretará hoy, cuando el plenario de la Cámara alta se constituya en tribunal y los legisladores presten juramento como miembros de ese órgano.

Pero contrariamente al procedimiento utilizado en ocasiones anteriores, la comisión no fijó fecha para realizar la acusación, paso que se definirá hoy en el recinto o en la próxima reunión de comisión que, según la senadora Kirchner, será después de Semana Santa.

El 27 de diciembre pasado la Cámara de Diputados resolvió acusar a Boggiano por 14 cargos repartidos en las cuatro mismas causas por las que embistió contra los otros miembros del máximo tribunal.

Boggiano, el último juez sobreviviente de la Corte de la denominada "mayoría automática" del menemismo, ya tomó nota de que el Ejecutivo lo dejó librado a su suerte.

No obstante, está decidido -al menos hasta ahora-, a sobrellevar su enjuiciamiento en el Senado y defenderse allí de los cargos por los cuales fue acusado por la Cámara de Diputados.

Los días de Boggiano en la Corte Suprema se suceden con incertidumbre. Es que el año pasado recibió una promesa del poder político de que su caso no tendría un final traumático en el Congreso, lo que le permitió soñar que le podrían llegar a ofrecer un cargo en un tribunal jurídico internacional. Salvo Enrique Petrachi -el presidente actual del cuerpo, con quien mantiene algunos rencores-, los demás conjueces observan con cierto fastidio que una vez más se someta a la Corte a un zarandeo público, exponiendo a uno de sus miembros a otro juicio político.

Desde la Rosada, hubo señales a Boggiano para tranquilizarlo diciéndole que su caso no sería tratado por la comisión de juicio político de Diputados. Sin embargo, el titular de esta comisión, el tucumano Ricardo Falú, desoyó la orden del presidente Néstor Kirchner, y se embarcó en una cruzada hasta conseguir la mayoría para que el tema pase al Senado.

Allí, el titular del bloque de Senadores del PJ, Miguel Pichetto, había reclamado en declaraciones estabilidad para la Corte, dejando de apelar a la "guillotina", aunque en privado admitía que si se aprobaban las acusaciones en Diputados, los senadores debían proceder de la misma manera que con los anteriores jueces defenestrados.

De hecho, ayer se le hizo llegar al PEN un mensaje desde el Senado: no hay margen para salvar a Boggiano a quien algunos amigos le están sugiriendo que presente su renuncia.

Evidentemente, alguien no le cumplió a Boggiano, quien prepara su defensa. "Los cargos, jurídicamente, no existen", argumentan desde el entorno del cortesano. "Renunciar sería aceptar que tengo culpas, y yo no tengo ninguna intención de esconderme", se le escuchó decir en las últimas horas.

Hasta el ministro de Justicia, Horacio Rosatti, le transmitió a Pichetto que la suerte de Boggiano "está echada". El ministro, en paralelo, está estudiando una propuesta de varias ONG para acotar el número de miembro de la Corte. De los 9 actuales, quedarían 7, según el proyecto al que tuvo acceso "Río Negro". "Esa es solo una idea de Rosatti, pero no del Presidente. Además él tendrá que aprontar las valijas, si es que va como candidato del PJ en Santa Fe", señaló otro integrante de la Corte con buena llegada al poder político.

Los promotores del achicamiento de la Corte sostienen que se lograría un mejor trabajo interno y se establecería una diferencia con la época menemista. "Ellos hicieron la Corte de 9 ¿Nosotros que Corte haremos?", plantean asesores de Rosatti, para quienes la llegada de los independientes al cuerpo le han dado mayor legitimidad al tribunal. Con el ingreso de Carmen Argibay, la Corte había conseguido reunir a la totalidad de los miembros. La situación incierta de Boggiano agita las aguas y vuelve a crear intranquilidad.


Comentarios


Con la 'suerte echada', empieza juicio a Boggiano