Con licencia para soñar

<b>All Boys venció de local a Estudiantes y quedó a tres puntos del líder Boca, rival en la última fecha.</b>



#

El Albo se sacó de encima el problema con el promedio y ahora le apunta al título.

All Boys doblegó ayer a Estudiantes (3-1) y mantiene viva sus ilusión de llevarse el torneo Clausura al quedar a tres puntos del líder Boca, al que recibirá en la última fecha del certamen.

Eduardo Domínguez, Jonathan Ferrari y Mauro Matos le dieron la victoria al conjunto de Floresta, que está realizando una de las mejores campañas de su his-toria.

Para Estudiantes, que jugó los últimos 32 minutos con un hombre menos por la expulsión de Sergio Modón, Gastón Fernández puso el transitorio 1-2 al capitalizar un penal.

Hacer la diferencia

All Boys manejó más la pelota en la primera mitad y llevó peligro a campo rival, sobre todo por izquierda cuando se juntaron el uruguayo Juan Pablo Rodríguez y Matías Pérez García.

Por ese sector logró complicar a un Estudiantes que apostó al contraataque, pero tuvo problemas para recuperar la pelota y dependió casi con exclusividad de Juan Sebastián Verón, pero en general estuvo apagado en casi todo el partido.

Apenas logró llegar a los 17 cuando la Brujita habilitó a Gastón Fernández y el remate de éste se fue cerca del ángulo derecho.

La apertura llegó sobre los 32 minutos, cuando un córner desde la derecha ejecutado por Pérez García fue peinado por Matos y Domínguez, muy libre por el segundo palo, no tuvo más que empujarla al gol.

All Boys amplió la diferencia ni bien se reanudó el juego con una fórmula parecida: Pérez García ejecutó un nuevo córner, esta vez desde la izquierda, y Ferrari, con un cabezazo, puso el 2-0.

La punta está cerca

Después del gol el equipo de Floresta le cedió protagonismo al conjunto pincharrata, que, no obstante, no acarreó mucho peligro hacia el arco de Nicolás Cambiasso.

Recién a los 25 el elenco platense descontó gracias a un penal innecesario de Carlos Soto al colombiano Duvan Zapata que la Gata Fernández tradujo en gol.

El descuento no intimidó al local, que reasumió el protagonismo del partido y liquidó el pleito a los 29. Matos capitalizó un rebote en Agustín Silva y de cabeza puso el 3-1 final.

Fue un justo triunfo del equipo de José Romero, que mantiene la esperanza de pelear por el título y se aprovechó de un adversario que está en plena transición. Con el triunfo, el Albo llegó a los 30 puntos y quedó a tres del líder, Boca, su rival en la última fecha, cuando quedan dos por jugarse.


Comentarios


Con licencia para soñar