Con más del 75% de adhesión, el gobierno defendió su estrategia de dureza

Cifras preliminares del gobierno confirman alto nivel de aceptación.





BUENOS AIRES (DyN) – El canje de la deuda pública en default ya alcanzó el 75% de adhesión a nivel global, según cifras oficiales preliminares dadas a conocer ayer por el director de la Caja de Valores, Luis Corsiglia. Desde el gobierno, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, calificó al canje como «la mejor negociación de la historia», que lleva a Argentina a «salir definitivamente del default».

En esa línea, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, también afirmó que el gobierno está «satisfecho porque finalmente hemos logrado afrontar el canje de la deuda» y «salir del default con una lógica propia» y criticó a «los agoreros que decían que este canje no iba a ser aceptado».

Corsiglia indicó que «a nivel local, la adhesión llegó al 97,65 por ciento», y subrayó que a nivel global «el nivel de consenso fue tal que la mezcla final da 75 por ciento de adhesión». De todos modos, el funcionario explicó a radio América que «para decir que se terminó el proceso de reestructuración hay que esperar hasta el miércoles, para no tener riesgo de cometer errores».

A pesar de su satisfacción, Aníbal Fernández afirmó que el gobierno «no» tomó ese resultado «como un festejo» aunque reconoció que está «satisfecho». El titular de la cartera política aclaró a Radio Diez que «los datos oficiales» del canje estarán recién en el transcurso de la semana, pero afirmó que el resultado se debió sobre todo «al coraje y dureza del presidente» Néstor Kirchner «en defender los intereses de los argentinos» y «a un muy buen trabajo del equipo económico». El jefe de Gabinete señaló que «todos los que nos decían que teníamos que pagar una suma adicional porque, si no, nadie iba a aceptar, bueno, acá están los resultados», y advirtió que con Kirchner «la Argentina, por primera vez en la democracia, toma la decisión de salir del problema de la deuda y lo hizo con receta propias».

Alberto Fernández agregó que «ningún gurú del primer mundo vino a decirnos lo que teníamos que hacer» y opinó que «muchos organismos de crédito internacionales, como el Fondo (Monetario Internacional) deberá revisar» sus «recetas ortodoxas» y «darse cuenta que se puede salir de la crisis con otras lógicas».

Por su parte, el ex presidente Eduardo Duhalde aseguró que «ahora comienza otra etapa, dura también, pero con expectativas favorables y claras, en la que tenemos que volver a estrechar hombro contra hombro».

En tanto, el gobernador Felipe Solá consideró que el Poder Ejecutivo Nacional realizó «una tarea excelente de cabo a rabo» con la negociación de la deuda externa. Asimismo, el mandatario provincial reconoció en declaraciones a radio La Red que con la salida del default se perfila «una Argentina distinta, más seria».

Desde la oposición, el presidente del bloque radical de la Cámara Baja, Horacio Pernasetti, sostuvo que «el canje de la deuda en default es el comienzo de una nueva realidad en la Argentina, que va afectar no sólo a la nación, sino a todas las provincias». Agregó que las provincias acompañarán el esfuerzo de Nación ya que han asumido el compromiso «por la ley de Responsabilidad Fiscal, de mantener un superávit primario y controlar adecuadamente sus gastos». Advirtió sobre la necesidad de «mantener la recaudación» y advirtió que » quedan 40 años para pagar».

Notas asociadas: Economistas destacan los desafíos futuros Italia: juicios al país y a bancos  

Notas asociadas: Economistas destacan los desafíos futuros Italia: juicios al país y a bancos  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Con más del 75% de adhesión, el gobierno defendió su estrategia de dureza