Con mucho para elegir



 

Cuanto menos, resulta sorprendente que los premios Carlos Gardel tengan a varios del género folclórico entre los nominados. Sorprendente no por el premio en sí mismo, sino porque cada vez que se premia a la música, el género está ausente o los nominados son los de siempre, Los Nocheros.

Y en realidad no es un problema de los premios Carlos Gardel ni de Los Nocheros, sino más bien es un tema para un largo debate, que no hace más que graficar la postergación que sufre el folclore cada vez que en este país hay que entregar premios a la música.

Y puse el ejemplo de Los Nocheros porque, además de tenerlos bien ganados, son los más taquilleros, los más marquetineros, los más mediáticos, los que siempre están, pero afortunadamente el folclore ofrece un espectro muchísimo más amplio y que va más allá de un grupo.

Por eso tal vez la sorpresa de ver un listado con muchos nominados al premio en distintos rubros, más allá del resultado final y de si los favorecidos resultan los mismos de siempre o no. Por lo menos, los que no son tan mediáticos podrán presumir de haber estado nominados en un premio importante y que significa más allá del valor propio, un reconocimiento a la trayectoria y a que las cosas se hacen bien.

Los premios que entregará el 18 de abril próximo la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas, tienen entre los nominados a “Nos juntemos”, de Analía Sirio, “Vital” de Tamara Castro, último trabajo de la fallecida cantante. Además, en otro rubro “Razones” de Argentino Luna, “El gusto es mío” del Chaqueño Palavecino, “Folcloreishnos vol. 2”, de Eduardo Lagos, “Estaba cantado” de Facundo Saravia, “Ramo de luna” de Tomás Lipán”.

En el rubro mejor álbum grupo de folclore: “Querido chamamé” (Arias-Antonio), “10 y 16” (Malosetti-Goldman), “Añoranzas” de la Chacarerata Santiagueña, “Flor de papel” de Los 4 de Córdoba, “Crónica”, de Los Nocheros.

En el rubro mejor álbum artista/grupo de folclore nuevas formas: “Emociones” (Amboé), “Juan Falú en vivo Vendome, Francia” (Juan Falú), “Paisaje interior” (Los Alonsitos), “Paisano vivo” (Raly Barrionuevo), “Confidencial” (Raúl Barboza).

Como verá, en los rubros del folclore lógicamente hay número suficiente para elegir, pero a nivel general, salvo los que ganaron Los Nocheros y más recientemente alguno El Chaqueño Palavecino, son pocos los solistas o grupos folclóricos que se llevaron la mayor distinción a la hora de competir con otros géneros.

Y la verdad es que no sé cuál es la razón, me resisto a pensar que el folclore no puede apostar a ganar un premio de esta naturaleza compitiendo con géneros diferentes.

Para mi gusto, creo que se puede apostar al muy buen trabajo de Los Cuatro de Córdoba, innovadores permanentes del folclore, hombres que mantienen el estilo desde hace años, pero que al mismo tiempo se animan a hacer cosas nuevas, como es el caso del último compacto “Flor de papel”, donde ponen mucho de lo que hacen siempre, con mejor música, más calidad y mucho ritmo, se le animan a “Mi viejo” de Piero y se lucen con “Justo ahora”, unos de sus éxitos más nuevos.

Por qué no esperar el premio para Tamara Castro con “Vital”, el trabajo que resume lo que quedó de ella, donde su presencia imaginaria es tan fuerte como lo fue cuando se lucía en los escenarios, aunque ahora se la escuche en las radios que antes no la difundían y aunque ahora sí le reconozcan sus virtudes.

Ojalá no todo quede en nominaciones, el folclore necesita de reconocimientos que normalmente tardan en llegar.


Comentarios


Con mucho para elegir