Con nuevos compromisos volvió la calma a Picún

El intendente electo anunció el envío de más agua mineral y un camión cisterna. Desde el Ejército se mandará una planta potabilizadora portátil con capacidad para 3.000 litros por hora.



#

Ayer se realizaron algunos cambios en los puntos dispuestos para la entrega barrial de agua mineral.

NEUQUÉN (AN).- Tras la jornada agitada del miércoles, en la que incluso se llegó al corte de la ruta 237, ayer la comunidad de Picún Leufú volvió a la calma tras que el intendente electo, Facundo Suárez, se pusiera al frente de las gestiones y por primera vez asumiera una serie de compromisos con los vecinos.

La calma que imperó en la jornada de ayer se vio potenciada por el anuncio realizado por el senador Pedro Salvatori acerca de que desde el Ejército Argentino se enviará una planta potabilizadora portátil para hacer frente a las necesidades de la comunidad, cuya única agua apta para el consumo humano es la que llega envasada. Según se indicó la planta tendría capacidad para potabilizar 3.000 litros de agua por hora. La iniciativa fue impulsada por Salvatori a través de un proyecto de resolución que sería aprobado por unanimidad, garantizando una mejora en la calidad de agua que desde hace un mes reciben los vecinos.

Las protestas del miércoles se prologaron hasta la madrugada de ayer cuando se puso fin al corte de la ruta 237, instrumentado por los vecinos luego de la agitada asamblea realizada a las 19. Las medidas de fuerza tuvieron ayer a la mañana su última expresión en una asamblea multitudinaria, realizada frente al municipio, en la que por primera vez estuvo el intendente electo.

“Suárez nos comentó que las nuevas obras de bombeo en el lago están avanzando rápidamente y que en pocos días el suministro de agua estaría normalizado”, indicó el concejal por El Frente y la Participación, Lucas Venancio. El edil indicó que “Suárez también anunció que desde el gobierno provincial se va a entregar más agua mineral y que hoy mismo (por ayer) llegará a la ciudad un camión cisterna para llevar agua a las casas” tal como hasta ayer realizó el camión de los Bomberos Voluntarios de Villa La Angostura.

El ministro de Gobierno, Jorge Lara, aseguró ayer que “en pocos días el problema de Picún Leufú va a estar solucionado porque las obras que se hacen en la nueva toma en el lago están avanzando y ya está volviendo a tomar presión el bombeo domiciliario”. Lara indicó que “la provincia libró 400.000 pesos adicionales para poder hacer frente a esta obra” y aseguró que “garantizamos que hasta tanto se normalice y limpie el sistema de bombeo se va a seguir entregando agua en bidones”.

En la localidad del viento se resolvió ayer realizar algunos cambios en los puntos dispuestos para la entrega barrial de los bidones de agua mineral. Esta resolución se debió a una serie de incidentes surgidos en un barrio sobre discriminaciones a la hora de entregar los bidones.


Comentarios


Con nuevos compromisos volvió la calma a Picún