Con testeos barriales, Neuquén busca controlar el rebrote de coronavirus

Hasta ayer no había evidencia de transmisión comunitaria del virus, pero se mantienen las alertas. El lunes se había hecho una prueba en los puentes.



El personal encargado de las recorridas, además de las preguntas, entrega barbijos. (Yamil Regules).-

El personal encargado de las recorridas, además de las preguntas, entrega barbijos. (Yamil Regules).-

El gobierno de Neuquén puso en marcha ayer el programa de testeos barriales con el que intentará contener el rebrote de casos de covid-19 en la capital de la provincia, aún en duda sobre la evidencia de transmisión comunitaria del virus.

El programa territorial tiene las mismas características que el “Detectar” que lleva adelante Nación, por ejemplo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Lo que se busca es localizar los casos para poder contener la propagación y, además, hacer la prevención: el recordatorio del distanciamiento, la higiene”, explicó la ministra de Salud, Andrea Peve.

El operativo comenzó ayer en el barrio Almafuerte, aunque hubo una primera prueba el lunes sobre los puentes.

Una dupla visita las viviendas y hace una pequeña entrevista de rastreo de síntomas y entrega folletería y barbijos, si las personas lo necesitan.

La funcionaria aclaró que no es necesario que el personal sea de Salud, pues se trabaja con referentes barriales.

Preguntas

Las preguntas son seis y son cerradas, es decir, se contestan por si o por no. Primero se busca saber si la persona presenta o presentó en los últimos 14 días temperatura de 37,5° o más, tos, dolor de garganta, mucosidad por nariz (resfrío) o diarrea.

Además se indaga si tiene falta de olfato o pérdida de gusto de reciente aparición, aunque no tenga otro síntoma.

También si la persona estuvo en cuarentena por haber estado en contacto con un caso sospechoso o confirmado en los últimos 14 días, si ha tenido neumonía tratada en su casa en los últimos 14 días y si trabaja en alguna institución de salud donde tuvo contacto con pacientes con covid-19.

En función de las respuestas, se evalúa si es necesario que concurra al centro de salud para realizarse el hisopado, pues las muestras no se pueden hacer en las viviendas. El test que se le practicará es diagnóstico, esto significa que determinará si tiene o no coronavirus.

Peve indicó que el objetivo es identificar, además, las zonas vulnerables de cada barrio y que se hará, en principio, en Neuquén capital que es donde se registra el mayor número de casos.

“El hecho de que tengamos muchos habitantes, mucha circulación y muchas actividades que se fueron sumando, comerciales, hace que se necesitan varias estrategias a la par”, afirmó.

La capital aún no registra evidencia de transmisión comunitaria del virus -el Ministerio de Salud de Nación lo confirmó por la mañana en su reporte matutino-, pero las autoridades sanitarias continúan monitoreando la situación porque puede cambiar.

Contención

Al menos hasta ayer, Neuquén se mantenía en la fase de contención con varios conglomerados de casos, algunos de los cuales están bajo investigación para determinar su nexo epidemiológico. La fase de mitigación es la que se activaría si comienza la circulación comunitaria del virus.

La estrategia de internación continúa siendo domiciliaria para no ocupar camas hospitalarias con pacientes leves o asintomáticos y, además, para reducir el riesgo de contagio del personal de salud. Más del 82% de los casos confirmados activos está cursando la enfermedad en sus viviendas, con chequeos periódicos de los equipos sanitarios.


Comentarios


Con testeos barriales, Neuquén busca controlar el rebrote de coronavirus