Con todo lo que queda del ferrocarril armarán un museo



Con todo lo que queda del ferrocarril armarán un museo

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- La construcción del Museo Ferroviario de la Patagonia en esta ciudad va tomando forma.

La idea de las autoridades de Sefepa y del municipio local es de armar con todos los elementos que formaron y forman parte del ferrocarril, un gran proyecto turístico al que apuestan para generar importantes recursos económicos para la zona.

En base a la historia de esta ciudad, cuyo actual nombre -hasta de 1925 se llamaba Huahuel Niyeo- fue puesto en honor al Guido Jacobacci, un ingeniero que llegó con la vías del ferrocarril hasta este lugar en febrero de 1917, el proyecto intenta explotar este rico potencial que aún se mantiene virgen con fines turístico.

En este sentido se preve armar una sala de exposiciones y un museo a cielo abierto con todos los elementos que tengan relación con el ferrocarril. Claro que la pata fundamental de este proyecto la constituye la puesta en marcha de la legendaria “trochita”.

Durante la semana pasada un grupo de profesionales contratados por el gobierno realizó un segundo relevamiento de los elementos, edificios y lugares que pueden formar parte de un paquete turístico. El equipo de trabajo está formado por los arquitectos Pablo Kozaczuk, Juan Agoni y Marcos Chazarreta, el comunicador social Gustavo Miranda, la licenciada en turismo Valeria Arcón y el museólogo Javier Laurín quienes realizaron el proyecto del Dique Ballester. A ellos se suma el arquitecto, Adrián Sartor quien coordina y colabora en la elaboración del proyecto.

“Esta ciudad tiene un potencial turístico muy importante que aun está virgen. Hoy la demanda mundial de turismo apunta a lugares como la Patagonia, a lo natural, lo virgen. Además creemos que Jacobacci está preparado para ser el museo ferroviario de la Patagonia. Estamos buscando la forma de explotarlo” sostuvo a este medio Sartor.

El proyecto intenta revalorizar el pasado ferroviario de Jacobacci y en base a ello explotar turísticamente distintos lugares de la zona. “A partir del ferrocarril se puede vender esta zona de la Patagonia. La trochita es única en el mundo y eso la convierte en un potencial muy importante. Pero acá también tenemos lugares espectaculares para poder explotar un turismo arqueológico, paleontológico, antropológico, de aventura, caza y pesca etc” afirmó Javier Laurín.

En este sentido la intención es armar un museo a cielo abierto con el material rodante del ferrocarril que aún conserva esta ciudad. Es decir vagones de pasajeros, locomotoras, chatas de carga y furgones, además de lo que corresponde a señalización, galpones, talleres, playa de estacionamiento de los trenes, estación y las todavía vigentes viviendas del ferrocarril, entre otras cosas. Además, una sala de exposición que funcionará a una de las dependencias del pintoresco edificio de la estación. Allí se expondrían viejos elementos utilizados en el ferrocarril como el telégrafo, señales, farolas, piezas de locomotoras y una completa reseña de las llegada del ferrocarril y su influencia en el desarrollo de la zona.

Por otro lado, el paquete turístico que se arma incluye el museo de ciencias naturales y paleontológico “Jorge Herold”, la fábrica de tejidos artesanales, yacimientos mineros, la laguna Carrilaufquen, lugares cercanos a Jacobacci donde aún se conservan las pinturas rupestres de los antiguos habitantes de la zona y un bosque de árboles petrificados entre otras cosas. “A este se le puede anexar algo de turismo de aventura como cabalgatas, asados campestres, esquila de ovejas, etc., cosas que se pueden realizar en los campos de la zona” señaló Juan Agoni. El paquete incluirá el traslados de los turistas a esta ciudad desde Viedma o Bariloche, en el tren grande y una viaje de corto recorrido por la zona en “la trochita”.

Antes de fin de año el proyecto quedará terminado y las autoridades tendrán la difícil misión de salir a venderlo.

La vuelta de La Trochita es fundamental

Sin lugar a dudas, la “pata” fundamental del proyecto turístico que intenta poner en marcha el gobierno la constituye La Trochita. Pero no sólo lo que aún queda de este legendario tren en Jacobacci, sino el funcionamiento de una formación para realizar viajes cortos o solamente maniobras. Y así lo piensan quienes hoy tienen la responsabilidad de idear este proyecto.

“Si La Trochita no funciona se pierde el potencial más importante que tenemos para explo-tar. Si sólo tenemos en cuenta que este trencito es único en el mundo podemos medir la importancia que tiene en este paquete que estamos armando. Por eso Sefepa está tratando con algunas personas la puesta en marcha de una formación”, señaló el arquitecto Pablo Kuzaczuk.

En este sentido, Sefepa realiza gestiones con técnicos del Ferroclub Argentino, una empresa constituida por viejos ferroviarios que se dedican a poner en funcionamiento trenes a vapor. Ferroclub Argentino explota en la provincia de Buenos Aires dos formaciones de trenes a vapor con fines turísticos y fue quien puso en marcha el convoy que utilizó el cineasta Alan Parker cuando filmó Evita en Argentina.

Por otro lado, en este intento de reflotar La Trochita, el grupo que trabaja en la elaboración del proyecto tuvo un acercamiento con ex ferroviarios de esta ciudad, entre quienes se encuentran conductores, foguistas y guardas que durante años trabajaron en el ramal realizando viajes desde Jacobacci hasta Río Chico. “Creo que ver nuevamente funcionar La Trochita para nosotros sería algo maravilloso y le devolvería a Jacobacci esa mística ferroviaria que se perdió cuando se cerró el ramal. En cuanto al proyecto turístico, sólo quienes alguna vez viajamos en este trencito sabemos las sensación que produce, que no se puede describir con palabras”, señalaron a este medio un grupo de ex ferroviarios.

La importancia del proyecto para la zona

Es sabido que los pueblos de la Región Sur no pasan hoy por su mejor momento económico de la historia.

La mayoría de ellos se fundaron entre 1908 y 1934 con la construcción del ramal del ferrocarril al Nahuel Huapi. En esta ciudad, por ejemplo el traspaso del ferrocarril de la Nación a la provincia significó la pérdida de más de quinientos puestos de trabajo. A esto se le sumó las privatizaciones de otras empresas del Estado y la crisis del sector ganadero, hecho que se dieron a partir de la década pasada. Por eso la explotación del recurso turístico aparece como una muy buena salida para generar recursos económicos para la zona. “Hoy el turismo representa uno de los principales ingresos para la Argentina. En Puerto Madryn, por ejemplo, las ballenas y todo lo que las rodea esta, genera un ingreso anual cercano a los 200 millones de pesos. En esta zona tenemos un turismo distinto al mar y a la nieve de las montañas. Tenemos un turismo más puro y virgen que es lo que hoy está demandando un sector de la población”, sostuvo Sartor.

Los habitantes de Jacobacci también confían en una reactivación económica a partir del turismo. Sin embargo a la hora de opinar se muestran algo cautos. “Este proyecto puede ser muy importante para nosotros. Creo que tenemos que ir paso por paso y no pensar en una panacea. Sabemos que en algún momento esto puede explotar porque hay mucha gente que visita esta zona sin que nosotros lo sepamos. Para un proyecto como este tenemos que ir preparándonos” sostuvo un viejo comerciante jacobacino.

José Mellado


Comentarios


Con todo lo que queda del ferrocarril armarán un museo