Concejal dijo que el balazo fue “un accidente”

El edil de Patagones sigue detenido en el hospital de Viedma por el disparo que recibió su hermanastro en la cabeza. La víctima se recupera favorablemente.



VIEDMA (AV).- “Fue un accidente”. Ésta habría sido la explicación que dio ayer ante el juez el concejal de Patagones Alfredo Cabeza, imputado por el disparo que su hermanastro recibió en el cráneo. En la mañana de ayer el funcionario fue trasladado desde el hospital Zatti a Tribunales para prestar declaración indagatoria. Poco después de las 13 se retiró custodiado por dos policías. Si bien sigue detenido, está en el hospital por su condición de insulinodependiente y por la afección cardíaca que lo descompensó apenas ocurrido el hecho. La víctima, Gustavo Randazzo (44), evoluciona favorablemente en la sala de cuidados intensivos pero los médicos consideran que aún no está en condiciones de declarar ante el juez. Por el momento sólo se conoce la versión del imputado, quien habría adjudicado a un accidente el disparo que recibió su hermanastro en el cráneo, con ingreso por la sien y sin orificio de salida. Los estudios practicados en el hospital Zatti revelaron que parte del proyectil quedó alojado en la nuca. Según trascendió, el concejal habría detallado que cerca de las 14 del miércoles fue a la casa de un familiar, en Pueyrredón y Moreno de Viedma, para encontrarse con su hermanastro, quien le habría solicitado que le prestara un arma de fuego a raíz de una amenaza que habría recibido. Cabeza habría relatado que llegó al lugar en un Fiat Uno gris y que apenas bajó le entregó el revólver a Randazzo a través de la reja del frente de la vivienda; y que en ese momento estalló el disparo que dejó a su hermanastro tendido en el ingreso al inmueble. Ocasionales testigos relataron que la víctima quedó en el suelo con la cabeza ensangrentada y una mujer –que sería hermana de ambos– trataba de retener al concejal, tarea a la que se habría sumado uno de los vecinos que se asomó alertado por el estruendo del disparo. Algunos trascendidos hicieron referencia a viejas diferencias entre los hermanastros, pero al decir del concejal, él habría llegado al lugar convocado por el propio Randazzo, lo que desmentiría las versiones sobre una mala relación. Será clave la declaración del hombre lesionado, que se concretaría en los próximos días. Por ahora la imputación se mantiene como “homicidio en grado de tentativa” y Cabeza permanece en condición de detenido, con custodia, en el Hospital Zatti. Randazzo es comerciante y no residiría en Viedma desde hace un tiempo.


Comentarios


Concejal dijo que el balazo fue “un accidente”