Condenado por violar discapacitados seguirá preso

Los defensores presentaron un hábeas corpus. Fue sentenciado a 16 años, pero la pena no está firme.

#

El chofer Mario Ochoa deberá continuar tras las rejas, al no prosperar la presentación de su defensa.

BUENOS AIRES (DyN).- Mario Ochoa, el chofer que fue condenado a 16 años de prisión por abuso sexual de menores discapacitados, seguirá preso debido a que la Suprema Corte de Justicia bonaerense rechazó un recurso de hábeas corpus que presentó su defensa para conseguir su liberación.

Los jueces del máximo tribunal bonaerense rechazaron en forma "in limine" y "unánime" el recurso interpuesto por el abogado del condenado. Ahora, la defensa planea ir en queja a la Corte Suprema de la Nación, anunció el abogado Rubén Jones al enterarse del fallo.

Ayer a la mañana, Gustavo Catabik, padre de unos de los menores discapacitados denunciantes, había vaticinado que Ochoa no tenía "ninguna posibilidad" de salir, al repudiar el pedido de la defensa

que, según dijo, ya había intentando varias veces durante el juicio evitar un posible arresto. Fue ahí cuando, más allá de su certeza de que la Justicia no lo liberaría, aclaró con ironía que era "consciente" que vive "en la Argentina" y que todo podía pasar si "lo sacaron de la cárcel a (el viudo de María Marta García Belsunce) Carlos Carrascosa y el ex presidente Carlos Menem se puede volver a presentar a una elección".

El 20 de julio pasado, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro condenó a Ochoa

tras encontrarlo responsable del abuso sexual de cinco chicos discapacitados de entre 16 y 18 años, a los que llevaba en su combi a sus respectivos colegios. Aunque lo condenaron a 16 años de cárcel, el TOC lo dejó en libertad por entender que el fallo no estaba firme.

La medida provocó un revuelo entre los padres de las víctimas, que tomaron la sede de los tribunales de San Isidro reclamando la detención.

Hace dos semanas, la Sala II del Tribunal de Casación provincial tomó una apelación que había presentado antes del juicio oral el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, impugnando el arresto domiciliario de Ochoa. En base a ese recurso, Casación entendió que Ochoa debía ser inmediatamente detenido, y terminó en una cárcel de Campana.

El martes, la defensa de Ochoa reclamó a la Suprema Corte que resolviera un hábeas corpus en favor de su cliente: dijo que el máximo tribunal penal provincial incurrió en un "per saltum" al disponer esa medida, porque los jueces de Casación "no eran competentes" para resolver su detención.

Así, Jones reclamó a la Corte la libertad de Ochoa, pero ayer los ministros bonaerenses rechazaron el recurso al sostener que no iban analizar la cuestión. Según señalaron en el fallo al que accedió DyN, "esta Suprema Corte ha resuelto reiterada e invariablemente que no resulta competente para entender de modo originario en la materia".


Comentarios


Condenado por violar discapacitados seguirá preso