Condenan a policía por golpear a un detenido

El uniformado recibió tres años de prisión en suspenso y fue inhabilitado para cumplir funciones durante ese tiempo



VIEDMA (AV).- Tres años de prisión en suspenso fue la condena que recibió un policía que, por razones personales, atacó a un detenido. La sala “B” de la Cámara del Crimen de esta capital le imputó al oficial subinspector Gustavo Andrés Colicheo el delito de “lesiones graves calificadas por haber sido causadas abusando de su función policial”. El uniformado, de 28 años y con estudios universitarios, fue inhabilitado por el mismo tiempo de la condena para cumplir funciones policiales que impliquen trato con terceras personas, en especial detenidos. El Tribunal integrado por los camaristas Jorge Bustamante, Pablo Estrabou y Gustavo Azpeitía en calidad de subrogante resolvió también que Colicheo realice un tratamiento psicológico para trabajar su impulsividad. El abogado defensor Emiliano Gallego adelantó que presentará un recurso de casación contra la sentencia dictada, razón por la cual deberá intervenir el Superior Tribunal de Justicia, si es admitido el planteo. El letrado sostuvo que Colicheo actuó en estado de emoción violenta. El policía fue condenado por propinar golpes de puño y puntapiés a Raúl Jungblut, un albañil de 32 años de edad, que fue detenido tras la denuncia de una joven -hermana del policía- de haber sido víctima en la vía pública de tocamiento en sus partes íntimas. La autoría del hecho no fue probada pero el detenido sufrió fracturas del tabique nasal y otras lesiones en el rostro como consecuencia de los golpes que le propinó Colicheo en el interior de la comisaría Primera. Luego de hasta limpiar la sangre que había perdido en el calabozo, Jungblut recibió disculpas de un policía y la recomendación de otro de adjudicar las lesiones a una caída, antes de recuperar la libertad. Dijo también que fue amenazado por Colicheo. El hecho ocurrió en Viedma el 12 de agosto de 2008. Respecto de la aparición de Colicheo en la Primera, cuando él cumplía funciones en otra comisaría generó también que el Tribunal derivara la causa -una vez que quede firme- a la Fiscalía “ya que podríamos encontrarnos ante algún ilícito que llamativamente no ha sido investigado”. En este sentido agregaron los jueces que en el juicio “se pudo apreciar un espíritu de cuerpo tratando de no perjudicar la situación procesal del compañero de trabajo, funcionario policial, lo que es preocupante porque ha sido un solo policía el que agredió al detenido, actuando en tal sentido los restantes en forma correcta. Sin embargo ese espíritu de cuerpo se nota a favor del que violentó la ley y no de los que actuaron dentro de los límites”.


Comentarios


Condenan a policía por golpear a un detenido