Condenaron por daños al ex bancario Becerra





ROCA (AR).- En un fallo que sienta precedente, un ex dirigente gremial fue condenado a un mes de prisión en suspenso por los daños provocados a las instalaciones de la sucursal Cipolletti del Banco Patagonia durante una manifestación, en octubre de 2001.

El condenado es Juan Carlos Becerra, quien hasta el año 2002 era el secretario General de la Asociación Bancaria.

El ex gremialista fue hallado responsable de las pintadas en las paredes de la entidad bancaria, y de los daños provocvados en un cajero automático al que se le arrojaron huevos, dañando su mecanismo.

Los paneles de las paredes debieron ser cambiados, con un costo de unos 800 pesos, mientras que el arreglo del cajero demandó casi 2.000 dólares.

La condena es superior a la pedida por la fiscal Ana Benito, quien había solictado 15 días de prisión en suspenso.

En la causa obran fotografías del día de la manifestación donde se lo ve a Becerra, además de testimonios directos que lo sindican como el autor de las pintadas en las paredes.

El representante legal del banco, Jorge Arturo Gómez, alegó que los daños se produjeron "en el contexto de una protesta de naturaleza gremial, reproducida por similares características de violencia en otras sucursales del banco". También enumeró a los testigos que lo vieron pintados las paredes.

La fiscal Ana Benito resaltó que los dichos de Becerra, en los que aseguraba que había otros gremios y que no pintó ni arrojó huevos, fueron desmentidos por otros testigos, incluso compañeros del imputado.

También hizo mención a los dichos de una testigo, que afirmó que "estas protestas eran planificadas y en todas había participado Becerra".

El defensor Jorge Crespo pidió la absolución de su cliente, señaló que no hay ningún testigo que identifique a su cliente como el que hacía los demanes, y que los daños no fueron tales, a pesar de que como quedó demostrado, los arreglos alcanzaron los 2.000 dólares el cajero, y unos 800 las paredes.

Las apreciaciones del defensor no fueron compartidas por el juez Daniel Drake, quien consideró que los testimonios eran por demás incriminatorios.

"No cabe ninguna duda de que una persona como el imputado, empleado de banco, con una vasta trayectoria en la actividad gremial y social, no podía ignorar el carácter perjudicial e ilegítimo de su proceder. Tuvo conciencia de ello y no obstante avanzó en su determinación de dañar la propiedad ajena, radicando allí su culpabilidad", argumentó el magistrado.

Ante esto, condenó a Juan Carlos Becerra como autor del delito de daño simple, a la pena de un mes de prisión condicional.


Comentarios


Condenaron por daños al ex bancario Becerra