Condicionan diálogo con la guerrilla



BOGOTÁ (AFP).- El vicepresidente electo de Colombia, Angelino Garzón, dijo ayer que el futuro gobierno de Juan Manuel Santos condicionaría un posible diálogo con las FARC a que ese grupo cese la violencia, un día después de que un jefe guerrillero planteara esta posibilidad. “El gobierno de Juan Manuel Santos no tiene cerrada la puerta de la paz, pero le estamos exigiendo a la guerrilla poner en libertad a todos los secuestrados, cesar la práctica del terrorismo y las minas antipersona y liberar a los niños reclutados de manera forzada”, dijo Garzón a la prensa. Garzón, ex líder sindical, ex ministro de Trabajo y ex integrante de un comité civil que propugna por la salida negociada para el conflicto interno, enfatizó que las FARC y el ELN, principales grupos insurgentes del país, “deben poner fin a toda violencia”, como condición para un posible diálogo con la futura Administración. Más muertos Al menos cinco policías y un militar murieron y dos civiles resultaron heridos en un ataque atribuido a las FARC en un pueblo del sur de Colombia, informó ayer el presidente Álvaro Uribe, quien rechazó ese “hecho terrorista”. Los efectivos fueron baleados la noche del viernes cuando inspeccionaban pequeñas embarcaciones en un río que pasa por el municipio de Solita (690 km al sur de Bogotá). “Uno no entiende a estos bandidos: piden paz para producir titulares de prensa, y lo que hacen es que asesinan a seis miembros de la fuerza pública”, dijo el presidente n un acto en la ciudad de Neiva.


Comentarios


Condicionan diálogo con la guerrilla