Conductor condenado a trabajo social

Prisión en suspenso e inhabilitación al culpable de matar a un niño.



CHOS MALAL (ACHM).-El conductor de un auto acusado de atropellar y matar a un niño el 30 de septiembre del año pasado fue condenado a la pena de 2 años y 8 meses de prisión en suspenso y 7 años de inhabilitación para conducir automotores. Además se le impusieron normas de conducta, por lo que deberá concurrir durante 1 año, dos horas semanales a una institución de bien público a realizar trabajos no remunerados y si incumple se le revocará la condicionalidad debiendo cumplir la totalidad de la pena de prisión impuesta.

La sentencia fue dictada por la jueza correccional subrogante Graciela Beatriz Rossi y recayó sobre Hugo Gilberto Sepúlveda, el hombre que llegó a juicio acusado del delito de homicidio culposo agravado ocurrido el 30 de septiembre del año pasado, en perjuicio del menor David Fernando Hualmes.

La sentencia

En la sentencia, a la que tuvo acceso "Río Negro" se pone el manifiesto que el fiscal Andrés Azar endilgó a Sepúlveda que "negligentemente y en inobservancia de los reglamentos y deberes a su cargo, contrariamente a lo establecido en el art. 39 de la Ley nacional de Tránsito N° 24449. salió de su domicilio... conduciendo su vehículo marca Dodge 1500, dominio B 1.670.694, que no contaba con frenos traseros toda vez que el depósito del tambor de líquidos de frenos se encontraba vacío".

Agrega que tampoco "contaba con el juego de patines de frenos, ni cilindros traseros, y sus conductos se encontraban desconectados, transitando además en forma imprudente por calle Jaime de Nevares, a una velocidad mínima de 50 k/h, y ante una frenada brusca perdió el control del rodado el cual cruzó hacia la margen izquierda de la calle por la que transitaba el menor David Fernando Hualmes en dirección contraria".

El auto embistió al niño "aplastándolo contra un poste de alumbrado público causándole la muerte, constituyendo prima facie el delito de homicidio culposo agravado por la conducta imprudente, negligente e inexperta de un vehículo automotor".

La sentencia da cuenta que el niño sufrió "múltiples lesiones que derivaron en un shock hipovolémico que le causó la muerte"

Sepúlveda confeso lisa y llanamente el hecho y fue condenado a cumplir la plena de 2 años y 8 meses de prisión en suspenso y 7 años de inhabilitación para conducir automotores, como autor penalmente responsable del delito de homicidio culposo agravado.

Pero además se le impusieron pautas de conducta y Sepúlveda deberá fijar domicilio del que no podrá ausentarse sin autorización del juzgado por el término de 3 años.

Tendrá que capacitarse

Además deberá capacitarse para adoptar un oficio y concurrir durante un año, dos horas semanales, fuera de sus horarios de actividad a una institución de bien público como escuela u hospital más cercano a su domicilio a realizar trabajos no remunerados.

Estas medidas serán controladas por el juzgado y el incumplimiento de algunas de ellas traerá aparejada la revocación de la condicionaldiad, debiendo por lo tanto Sepúlveda cumplir con la totalidad de la pena de prisión impuesta.


Comentarios


Conductor condenado a trabajo social