Conductor procesado por chocar borracho a un joven

Huyó tras atropellar en Bariloche a un motociclista.



#

Hoy. Paillalef busca sobreponerse a las lesiones que le dejó el accidente.(Foto: alfredo leiva )

El juez de Instrucción Bernardo Campana dictó el procesamiento de Mariano Luján Jordi como presunto autor penalmente responsable del delito de lesiones gravísimas culposas por la conducción antirreglamentaria de un vehículo automotor.

El procesamiento se dictó el 23 de mayo pasado, según informaron fuentes judiciales, y no está firme porque puede ser apelado.

De acuerdo a la acusación fiscal, se le atribuye a Jordi el siniestro vial que ocurrió alrededor de las 7.20 del 24 de diciembre pasado. Jordi circulaba al volante de un Fiat Punto, dominio GUJ 364, por la calle Monteverde, bajo los efectos del alcohol y a metros de la avenida Esandi giró en “U” para retomar por Esandi y colisionó la moto que conducía Matías Paillalef.

“Jordi continuó su marcha arrastrándolo por la calle y sin descender del automotor a observar cómo se encontraba la víctima, se retiró del lugar del hecho a gran velocidad”, dice la acusación fiscal.

“Imprudente, negligente”

Campana sostuvo en el fallo que debido “a este accionar antirreglamentario, imprudente y negligente…”, le provocó a Paillalef la amputación de un tercio distal de pierna y pie derecho, fracturas de clavícula izquierda y de dos costillas izquierdas, escoriación en plano anterior de un tercio de muslo derecho y traumatismo de maléolo izquierdo, con disminución de sensibilidad.

El juez indicó que los policías hallaron en el lugar la chapa patente del Punto. Allí, surgió el dato del propietario. En las cercanías encontraron dos botellas de cerveza y un vaso.

Del procesamiento surge que Jordi se presentó a las 11.30 del 24 de diciembre en la comisaría Segunda con la intención de radicar la denuncia por el supuesto robo de su auto.

Allí, advirtieron que tenía un pedido de captura de un juzgado local por otra causa y quedó detenido.

Luego, siguió arrestado por las lesiones culposas gravísimas que sufrió Paillalef. Dos días después, recuperó la libertad.

Campana consignó que a las 11.30 del 24 de diciembre se le hizo el test de alcoholemia a Jordi en la comisaría Segunda, que consignó 0,79 milígramos de alcohol en sangre.

El tope es 0,50 según la legislación vigente.

El juez valoró para procesar –sin prisión preventiva– a Jordi el informe del perito Marcelo Hostar, que “concluyó que el accidente se produjo por el accionar temerario del chofer del Fiat Punto”.

Además de varios testimonios de testigos del hecho. El imputado se abstuvo de declarar en la indagatoria.

“Jordi continuó su marcha arrastrándolo por la calle y sin descender del automotor a observar cómo se encontraba la víctima”.

Parte de la acusación fiscal contra Jordi.

Datos

“Jordi continuó su marcha arrastrándolo por la calle y sin descender del automotor a observar cómo se encontraba la víctima”.

Comentarios


Conductor procesado por chocar borracho a un joven