Confirman acusación a policías por encubrimiento




CIPOLLETTI (AC).- La Justicia Federal dejó firme el procesamiento de los dos policías rionegrinos acusados de fraguar los datos de un procedimiento policial y de encubrir a Jessica Montecino, quien está sospechada de liderar una banda de narcotraficantes con base en la región. Los suboficiales integraban la Brigada de Investigaciones de Cipolletti y, según la investigación, fueron filmados cuando se apoderaron de la droga que llevaba la mujer y la dejaron escapar. Cuando trascendió la noticia, los efectivos fueron separados del cargo. Finalmente, el sargento Raúl Fernando Loyola y el cabo Ariel Alejandro Torres quedaron con el procesamiento firme porque ni la defensa ni la fiscalía apelaron la resolución que había emitido el juez federal de Roca, Sebastián Otranto, el 21 de junio pasado. Según el expediente, los imputados quedaron vinculados a la causa bajo la imputación de los delitos de “encubrimiento agravado por ser funcionarios públicos en concurso real con falsedad ideológica de documento público”. Cuando se inició el sumario, estuvieron involucrados siete policías pero después la Justicia Federal de Roca dictó el sobreseimiento de cinco de esos efectivos y procesó a los dos suboficiales que mantuvieron el diálogo con Jessica Montecino y que fueron filmados por sus pares de la fuerza neuquina, quienes casualmente estaban realizando tareas de investigación a pocos metros de la casa donde ocurrió el hecho imputado. Eso ocurrió el 31 de agosto de 2011, mientras la Policía de Neuquén, por orden de la jueza federal Carolina Pandolfi, realizaba observaciones en las viviendas de la familia Montecino y en lo de varios de sus colaboradores. Aquella investigación permitió la detención de 18 personas y el secuestro en Cipolletti de 172 kilos de marihuana y más de 20 de cocaína, además de una suma de dinero cercana al millón del pesos. La causa, que ya fue elevada a juicio, se denominó “Nacimiento” y los principales acusados son Jessica Montecino, su padre, Héctor, y su tía Ruth Montecino. Cuando los investigadores de Neuquén estaban vigilando a los sospechosos, los dos integrantes de la Brigada de Investigaciones al parecer interceptaron a Jessica y le quitaron una mochila que contenía, según trascendió, un kilo de cocaína. Ese episodio quedó registrado en un video. Después de esta situación, los policías habrían simulado otro procedimiento y convocaron a cinco efectivos. En el acta consignaron que una persona no identificada escapó a toda velocidad en una motocicleta y arrojó la mochila con droga. Cuando el procesamiento de los oficiales tomó estado público hace algunas semanas, el jefe de la Policía de Río Negro, Ariel Gallinger, ordenó la separación del cargo y la iniciación del sumario. Después les quitaron las armas y los uniformes. Con el procesamiento confirmado la causa se encamina a un juicio oral y público.


Comentarios


Confirman acusación a policías por encubrimiento