Confirman condena por homicidio en una jineteada





ROCA (AR).- Un hombre condenado a 8 años de cárcel por un asesinato ocurrido durante una jineteada en Allen intentó un recurso de revisión de sentencia ante el Superior Tribunal de Justicia, pero el máximo organismo judicial de Río Negro ratificó la pena dictada el 23 de septiembre de 2008 por la Cámara Criminal Primera de Roca. Mediante un recurso “in pauperis” y alegando que “la calificación legal aplicada en el caso no corresponde ni se condice con las pruebas obrantes”, Adolfo Aravena, de 57 años, pidió dar marcha atrás con la sentencia que lo mantiene en prisión desde hace más de dos años. En el juicio, el hombre reconoció haber herido con un arma blanca a Antonio Garay durante un festival tradicionalista realizado en Allen el 29 de abril de 2007 y recibió la pena mínima (8 años de prisión) porque se contempló que no tenía antecedentes y que tanto él como la víctima y varios de los testigos del hecho estaban bajo los efectos del alcohol. Pero su abogado defensor, Carlos Martínez, sostuvo a lo largo del proceso que Garay murió por “una infección generalizada” adquirida dentro del hospital, que no necesariamente –según su planteo defensista– fue producto de las heridas causadas por Aravena. Planteado el recurso, el fiscal general Nelson Echarren dictaminó en contra afirmando que el planteo “adolece de las exigencias mínimas para conmover el principio de la cosa juzgada” y su criterio fue avalado por el STJ, que confirmó la condena.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Confirman condena por homicidio en una jineteada