Confirman irregularidades en la caja prendaria

Una investigación probó que allí se canjeaban cheques por efectivo. El informe recomienda destituir a quien era gerente de la entidad. El resultado del sumario será comunicado a la Justicia Penal.

NEUQUEN (AN).- Una comisión investigadora confirmó que la Caja de Crédito Prendario Municipal funcionaba como una suerte de financiera para un círculo estrecho de funcionarios y empleados municipales. Probó que el gerente canjeaba cheques personales por dinero en efectivo y en beneficio propio, y que el tesorero tenía un "acabado conocimiento" de las operaciones irregulares.

El informe final recomienda destituir del cargo a Oscar Segundo Herrera, quien se desempeñaba en la gerencia al momento de ser intervenida la entidad, y sancionar al tesorero, Omar Sergio Saks, con 15 días de suspensión.

El subsecretario General Marcelo Inaudi dijo que los agentes fueron notificados el martes de las conclusiones de la etapa sumarial.

Herrera y Saks, quienes fueron suspendidos en forma preventiva de la administración municipal en abril pasado por decisión del intendente Horacio Quiroga, tienen plazo hasta el lunes para realizar descargos.

Independientemente, la instrucción sumarial dispone comunicar las actuaciones a la justicia penal ante la posible presencia de delitos de acción pública.

La instrucción fue ordenada por el intendente Quiroga y se desencadenó luego de una rápida intervención a la Caja Prendaria, en marzo pasado, para cortar de raíz el empeño de artículos robados. Una auditoría y un arqueo de caja desnudaron la existencia de cheques personales que eran canjeados por dinero y que en los registros contables figuraban como efectivo.

Ninguno de los valores en cuestión respaldaban operatorias propias de la Caja Prendaria. El jefe comunal dispuso sustanciar sumarios para determinar las responsabilidades y ordenó llegar al fondo de la cuestión, más allá de quienes pudieran quedar involucrados en la línea jerárquica. El mandato recayó sobre Marcelo Inaudi, por entonces director general de Asuntos Jurídicos.

En su descargo, dice la instrucción sumarial, Herrera no fundamentó la presencia de los cheques: "la imputación es concreta" y el imputado "no ha dado una explicación que justifique o al menos morigere su conducta".

Durante la investigación el contador Fernando Gallo, asesor de la secretaría de Economía, comprometió a funcionarios del ex gobierno de Luis Jalil.

Dijo que las "irregularidades en el manejo administrativo-contable y financiero" permitieron "que agentes municipales dependientes del organismo (por la Caja) o del área de la subsecretaría de Economía realicen operaciones personales".

Sería el caso de Héctor Ardito, un ex funcionario que ocupaba la dirección general de Compras y Contrataciones, quien durante el arqueo de caja habría rescatado un cheque de 800 pesos. Los sumariantes decidieron citarlo a prestar declaración indagatoria por este hecho.

Los funcionarios y empleados de la Caja de Crédito Prendario que declararon en el proceso afirmaron expresamente que los cheques y pagarés no respondían a operaciones normales y habituales del organismo.


Comentarios


Confirman irregularidades en la caja prendaria