Confirman que no fue accidente




CHOS MALAL (ACHM).-La autopsia efectuada en el cuerpo del hombre que fue encontrado muerto en las aguas del río Neuquén el domingo fue fundamental para revelar que el deceso se produjo por asfixia mecánica. Además se confirmó que se trataba de José Sebastián Rodríguez, un vecino de Chos Malal que vivía con su madre en el barrio Uriburu.

En pocas horas la investigación que se realiza en torno a la muerte de Rodríguez ha dado un giro inesperado. En principio se ordenó la autopsia para determinar las causas de la muerte, dado que hasta entonces no se tenían elementos para determinar qué fue lo que realmente ocurrió con la infortunada víctima, como así también su identidad porque no había denuncia sobre personas desaparecidas.

Según se informó desde la oficina de prensa del Tribunal Superior de Justicia, el hombre murió con "asfixia mecánica" por lo que todo apunta a un homicidio.

Aún falta determinar otros aspectos que también revelará la autopsia en cuanto a si existe agua o no en los pulmones para determinar cuándo falleció, y algunas características con respecto al momento de la muerte.

Asimismo, la fiscalía ordenó un rastrillaje desde el lugar en que fue encontrado el cuerpo y alrededor de 5 kilómetros aguas arriba del río Neuquén, donde fue visto por unos pescadores, para determinar si se encontraba algún elemento de su pertenencia. Sólo se dio con la bicicleta y que sería la que habitualmente utilizaba la víctima.

Asimismo se informó que debido a las condiciones del terreno esto es arena y piedras y a las lluvias del viernes no se encontraron huellas.

También se tenía previsto entre otras medidas tomar declaración a las personas que lo habrían visto pescando.


Comentarios


Confirman que no fue accidente