Confirmaron las prisiones preventivas para la organización mixta 03-02-04



NEUQUEN (AN).- La justicia confirmó las prisiones preventivas de la banda mixta, una organización integrada por policías y delincuentes comunes a la que se atribuyen tres violentos asaltos a mano armada. Algunos de sus miembros están acusados también de cometer otros hechos en jurisdicción de Cutral Co.

Según informaron ayer fuentes judiciales, durante la feria de enero la Cámara de Apelaciones confirmó las prisiones preventivas dictadas por el juez Héctor Rimaro contra los seis detenidos.

Por el asalto a la familia Lorito, en el barrio Jardines del Rey, están detenidos el cabo primero Omar Asef y los civiles Miguel Henríquez Borquis y Marcos Elías Díaz. Ese hecho ocurrió en junio de 2002 y les reportó un botín de 11.000 dólares.

Por el asalto a la familia Filkenstein, que ocurrió en mayo de 2003 en el centro de esta capital, permanecen detenidos con prisión preventiva los civiles Henríquez Borquis y Ariel Astroza, y los policías Asef, Natalí Filet y Miguel Ferradas. Y por el asalto al Cirse, en el que robaron 75.000 pesos que estaban destinados al pago de sueldos de militares retirados, los detenidos son Henríquez Borquis, Astroza, Filet y Ferrada. El asalto ocurrió en julio de 2003.

Los seis están acusados de "coautores de robo calificado por el uso de armas", un delito que no es excarcelable. Los civiles apelaron las prisiones preventivas dictadas por Rimaro, pero durante la feria la Cámara las confirmó.

La banda fue procesada -y en algunos casos con prisión preventiva- por más hechos. Ferrada, Filet y otro suboficial de apellido Avalos están en esa condición por el asalto a un camión en la ruta 237, cerca de Picún Leufú, con la modalidad de piratas del asfalto. Y los civiles tienen un procesamiento por "tenencia de armas", ya que fueron detenidos en El Chocón cuando esperaban el paso de un transportista con una fuerte suma de dinero. Esas expedientes se tramitan en la justicia de Cutral Co.

Precisamente las detenciones en Picún Leufú y en El Chocón fueron la punta que permitió desmadejar el ovillo, luego de una paciente investigación de la fiscalía de Robos y el departamento Delitos de la Policía.

Ayer los investigadores tuvieron una reunión cumbre en el despacho de Rimaro. Participaron, además del juez, el fiscal Pablo Vignaroli y los comisarios Juan Carlos Lepén y Daniel Rojas, director y jefe de Delitos respectivamente.


Comentarios


Confirmaron las prisiones preventivas para la organización mixta 03-02-04