Confirmaron procesamiento a colectivero por trágico accidente

El choque fue cerca de Sierra Grande y dejó un saldo de cinco muertos. El acusado se habría cruzado de carril



VIEDMA (AV).- Confirmaron el procesamiento del chofer que manejaba el colectivo que chocó contra un camión y que produjo la muerte de cinco personas. Se trata de Gustavo Bertoya a quien se le imputa el delito de “homicidio en accidente de tránsito y lesiones culposas con múltiple resultado lesivo”.

El accidente, uno de los más tremendos registrado en la provincia, se produjo en la madrugada del 19 de setiembre del año pasado en la ruta nacional N°3, a unos 35 kilómetros de Sierra Grande en dirección a Chubut.

Bertoya conducía el colectivo de la empresa “Trasportadora Patagónica Don Otto” y al llegar a la altura entre los kilómetros 1.297 y 1.298, chocó contra un camión cargado que circulaba en dirección contraria.

El violento impacto provocó la muerte de Eufemia Arancibia, Brenda Cabral, Yanina Pascal, Melina Asencio y Oscar Macedo.

Además resultaron con lesiones Agustín Acosta, Cristian Pérez, Rosa Bravo, María Iturra de González, Marcelo Quifil, Alexi Arévalo, Miryan Millahuala, Agustina Abrigo, Zulema Escobar y Héctor Cochirs.

Para el juez penal de Viedma Pedro Funes, el manejo imprudente y antirreglamentario habría invadido el carril de circulación contraria, maniobra que habría producido el impacto en el lateral izquierdo del semirremolque del camión que circulaba en dirección opuesta.

En la resolución fueron valorados varios testimonios, entre ellos el de Dante Schiell el chofer del camión, quien relató que aquella noche clara circulaba a unos 70 kilómetros por hora y pudo divisar previamente que venía de frente un colectivo de dos pisos que estaba por ingresar a una curva.

Recordó que a unos 80 metros antes de cruzarse observó que el micro comenzó a invadir su carril, razón por la cual comenzó a hacerle señas de luces y a desplazar lentamente -considerando la carga- el camión hacia la banquina hasta que no pudo más y volanteó “bruscamente” hacia la derecha, “maniobra esta que posibilitó que el colectivo impactara en el costado del remolque y no contra el camión al que lo rozó en el espejo retrovisor”.

El juez consideró además como prueba importante la planimetría que entre otros datos surge de forma significativa la impronta dejada por la primera frenada de colectivo que se encuentra ubicada a 65 centímetros dentro del carril contrario.


Comentarios


Confirmaron procesamiento a colectivero por trágico accidente