Confirmaron procesamiento contra dos policías en Cipolletti

Los acusan de haber dejado sin cubrir la custodia de la casa de Juan Carlos Aguirre para ir a comer un asado



CIPOLLETTI (AC).- La Cámara Primera confirmó el procesamiento de dos policías que fueron considerados autores del delito de “violación a los deberes de funcionario público” por haber dejado sin cubrir el puesto policial en el departamento de Juan Carlos Aguirre para compartir un asado.

El hecho ocurrió en la noche del 27 de julio de 2006.

“Ambos imputados como jefe de servicio de calle y oficial de servicio, jefe de turno, eran los máximos responsables de la normal prestación del servicio aquella jornada”, se indica en la resolución del 31 de marzo que trascendió ayer.

Se menciona que pese a que fueron advertidos expresamente en contrario, “decidieron seguir adelante con la organización del asado al cual, si bien de manera rotativa, fueron concurriendo con su anuencia la casi totalidad del personal de servicio aquella noche y madrugada”.

Uno de ellos retiró la consigna del puesto personalmente “y no previó ni ordenó relevo alguno”, debiéndole constar, “que se trataba de una vigilancia ordenada judicialmente desde hacía ya tiempo”.

El otro, “a sabiendas de la movilidad indebida de personal a su cargo para participar de la cena, el cual quedaba desafectado de hecho al servicio, también debe ser responsabilizado pues omitió la observación de la obligación de supervisar en forma personal, entre otras cosas, los puestos fijos y los puestos de vigilancia como emerge del reglamento de unidades de orden público”, fundamentó la Cámara.

Juan Carlos Aguirre, uno de los imputados por el caso Zerdán, cumple prisión domiciliaria.

Su departamento debe contar con custodia policial permanente.

Aquella noche, en un lapso que se habría prolongado entre las 22:45 y la 1:30, “se relevó del puesto a la persona asignada a la custodia” con la finalidad de efectuar “una comida de camaradería para despedir a un empleado que había sido trasladado”.

En la investigación de la jueza Alejandra Berenguer se determinó que en la comisaría quedó “una guardia mínima” mientras los demás “iban y venían de la comida que se desarrolló en una vivienda oficial”, donde actualmente funciona la sede del jefe de Distrito.


Comentarios


Confirmaron procesamiento contra dos policías en Cipolletti