Conflicto laboral tensionó sesión en San Martín

La oposición tildó de arbitrario al titular del Concejo.



SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Un conflicto en la Unidad de Acción Familiar de barrio El Arenal por traslado “inconsulto” de su director, trastornó la sesión del Concejo Deliberante, al punto que los concejales de la oposición abandonaron el recinto y dejaron hablando en soledad al presidente del cuerpo, el peronista Juan Fernández.

Por otra parte, en las tribunas, una veintena de ofuscados trabajadores municipales y padres reclamaban la presencia de la secretaria de Acción Social, Haydée Giraudi, para que explicara las razones del cambio de funciones de Javier Peñalba, quien estaba a cargo de la UAF.

La unidad comunal está de paro y más de 70 chicos permanecen sin el servicio cotidiano de guardería.

Desde el sector del oficialismo se comunicó que el director de la UAF fue trasladado por su propio pedido a Centro de Cuidados Infantiles que también depende de Acción Social. Entretanto, una nueva funcionaria fue designada al frente de la UAF.

El caso es que para los trabajadores, Peñalba terminó por solicitar su traslado ante la “falta de respuesta” del municipio a los muchos reclamos por carencias de la guardería.

Asimismo, se preguntan los vecinos por qué en todo caso no se ha abierto un concurso para resolver la vacante y en cambio se “ha designado a dedo” a una nueva directora, según comentó Carlo Quintriqueo, secretario general de la seccional Zona Sur de ATE.

Los ediles del MPN y Participar reclamaron la presencia de Giraudi en sesión, para que diera explicaciones y soluciones al entredicho, pero la funcionaria estaba realizando en ese momento otras gestiones.

El caso es que el presidente del cuerpo intentó ofrecer argumentos, pero la oposición se retiró acusándolo de autoritario por no conceder la palabra y “no escuchar a la gente”.

Al cierre de este despacho se esperaba una reunión con Giraudi, los trabajadores y los concejales, en procura de hallar acuerdos.

Por otra parte, un comunicado confeccionado por los empleados de la UAF sostiene que “nunca hubo apoyo concreto, más allá del discurso, para sostener un proyecto consensuado entre el personal y la dirección” de la guardería.

En ese sentido, exigieron que “se cumpla el compromiso de las autoridades políticas de equipar a la Unidad de Acción Familiar Pichi Rayén de los elementos básicos de trabajo: material didáctico, juguetes, video, televisor, equipos de música, mobiliarios, indumentaria para el personal y otros recursos materiales y humanos pedidos por nuestro actual director y que jamás llegaron a pesar de reiterados pedidos formales e informales”.

En ese sentido, se preguntan si el director de la UAF “nunca tuvo apoyo, por qué la va a tener ahora en el Centro de Cuidados Infantiles”, al tiempo que reclamaron participación y respeto a la función que cumplen.


Comentarios


Conflicto laboral tensionó sesión en San Martín