Conflicto por controles a micros en Cipolletti



CIPOLLETTI (AC).- La controversia entre la municipalidad cipoleña y la empresa de transporte interurbano de colectivos Centenario tuvo ayer su primer pico de tensión alta, porque hubo antes discusiones y multas pero hasta la víspera ninguna medida extrema al punto de un virtual enfrentamiento, con forcejeos y empujones.

El municipio prohibió el tránsito por este ejido de los colectivos de Centenario.

Cuatro inspectores, con apoyo de policías –luego llegaron el secretario de Fiscalización, Alfredo Muruaga, y el juez de Faltas, Alejandro Calarco– interceptaron ayer casi a las 16.45 en el acceso Moreno, frente al Parque Rosauer, a dos colectivos con pasajeros, los hicieron detener, se bajaron los usuarios y cuando estaban por secuestrar a los transportes los choferes se rebelaron, se atrincheraron en el interior de los coches y llamaron por celulares a compañeros.

Llegó gente en su apoyo, hubo empujones y gritos, y los de Centenario zafaron de la presión de funcionarios, inspectores y policías y se retiraron rumbo a la rut nacional 151 tomando hacia el norte, posiblemente para pasar a Centenario por el puente en Cinco Saltos.

Antes de irse y por las ventanillas, a los gritos, según se dijo desde la municipalidad, advirtieron que van a seguir pasando por Cipolletti y que nadie los va a parar.


Comentarios


Conflicto por controles a micros en Cipolletti