Confuso episodio en la casa un policía

LUIS BELTRÁN (AVM).- Uno de los policías procesados por el caso Solano denunció un confuso hecho ocurrido en su vivienda y lo interpretó como un “apriete” por haber salido públicamente a defender a otros policías detenidos por la desaparición y presunto asesinato del joven salteño. Así lo hizo saber a allegados que trasmitieron la información. La noticia se conoció el martes por la tarde. En un principio se indicó que la puerta de la casa de Ceferino Muñoz, en el barrio Agustín Tosco de Luis Beltrán, había sido incendiada por manos anónimas. Pero más tarde se supo que en realidad se trataba de una puerta placa que estaba en el patio y fue tirada a las llamas. A principios de semana, el cabo Muñoz, en diálogo con un medio de Viedma, aseguró que él y los policías detenidos no tienen responsabilidad en la desaparición de Daniel Solano. Muñoz hoy está en situación de disponibilidad, con retención parcial de haberes por estar procesado en el caso. Dijo que se reunió en varias oportunidades con el secretario de Seguridad, Miguel Bermejo, y le pidió volver a la fuerza, pero sólo recibió respuestas negativas. El cabo también afirmó que habló en una oportunidad con el gobernador Alberto Weretilneck sobre el tema y que el mandatario le dijo que esperara. “Pero la espera tiene un tiempo y mi familia necesita comer, no se puede vivir con la mitad de un sueldo como lo hacemos hasta ahora, después de haber sido suspendido por el procesamiento”, enfatizó. Contra la versión judicial, Muñoz asegura que Solano se retiró por sus medios de la zona del boliche. “Yo lo vi salir del lugar porque lo saqué cuando la gente del boliche nos pidió hacerlo, porque estaba molestando a una chica”, afirmó al sitio “Lo Principal”.


Comentarios


Confuso episodio en la casa un policía