Congoja en los sepelios de las víctimas



CINCO SALTOS (ACS)- El terrible accidente producido el miércoles generó una profunda congoja por las pérdidas humanas, enlutando a la comunidad local.

Además del duelo con asueto administrativo dispuesto hasta ayer por la municipalidad local, varios fueron los comercios que se solidarizaron con los familiares de las víctimas bajando sus persianas en señal de duelo, para participar del último adiós a los fallecidos.

En horas de la tarde del mismo miércoles, los restos de Marina Estévez, asistente social del área de Salud Mental del Hospital Cinco Saltos y esposa del concejal Claudio Sepúlveda, fueron acompañados por una importante cantidad de vecinos. Entre ellos se encontraban las autoridades municipales y el propio ministro de Salud de la provincia, Francisco Buzzo, quienes se acercaron a brindar un firme y respetuoso acompañamiento a los familiares.

Si bien los íntimos fueron rodeados de amigos y familiares, un gran sector de la comunidad se vio sacudido por la tragedia y participó de forma activa tanto en la misa brindada en homenaje a las víctimas como en los últimos pasos hacia la necrópolis local.

En tanto al caer la tarde, otra de las salas velatorias comenzaba a recibir a familiares y amigos del radiólogo Fernando Jara y de la estudiante de psicología Alejandra Torres, para darles el último adiós.

En un ambiente cargado de congoja y mucho sufrimiento los restos fueron sepultados pasado el mediodía de ayer.

Por otra parte, se supo que los restos de Mariana Zuhilar fueron trasladados en la madrugada del jueves hacia la Capital Federal, mediante una comunicación mantenida entre la dirección del hospital local y los rectores de la UBA, ya que la joven era una estudiante que realizaba su residencia en el área de Salud Mental del nosocomio local.


Comentarios


Congoja en los sepelios de las víctimas