Congreso español avala la técnica de “fracking”

Se destraba la explotación de shale gas en el país

#

El Congreso de los Diputados españoles rechazó ayer una propuesta de La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) de prohibir en España la técnica de la fractura hidráulica o ‘fracking’, utilizada para extraer gases no convencionales de las rocas subterráneas poco porosas y poco permeables.

La técnica para liberar esos gases y llevarlos a la superficie, consiste en romper la roca mediante explosiones y en inyectar a presión toneladas de agua, arena y productos químicos (ver infografía). Este sistema también está en el centro de atención en Argentina, debido a las iniciativas tanto de YPF como de firmas privadas para explotar el recurso, que según el gobierno, permitirá recuperar el autoabastecimiento.

En España, el PP, CiU y UPyD votaron en contra de la moción de prohibir el sistema de extracción, propuesta por el diputado aragonés de CHA Chesús Yuste . Por su parte, el PNV, FAC y UPN se abstuvieron, mientras que IU-ICV-CHA, PSOE y el resto del Grupo Mixto votaron a favor. Para Yuste los argumentos de los especialistas son concluyentes. No se debería arriesgar ni contaminar acuíferos y aire, ya que “se pone en riesgo la salud de los ciudadanos a un precio altísimo, porque cuesta el doble que la explotación del gas convencional”.

El proyecto pedía al Gobierno aprobar, en tres meses, una ley que prohíba el uso de la técnica extractiva de la fractura hidráulica “dados los riesgos que supone para la salud de las personas y el medio ambiente”. Además, se pedía que en ese lapso se suspendan todas las actividades de prospección, exploración, investigación y explotación de hidrocarburos que utilicen la fractura hidráulica.

El portavoz del PP José Flores, defendió su negativa a la propuesta afirmando que Reino Unido y Alemania acogen esta técnica, que en EE.UU. se lleva a cabo desde los años 80 y que España “no puede renunciar a explorar nuevas técnicas que puedan derivar en una menor dependencia energética”. Además, abogó por ser “enormemente exigentes” con cada solicitud, para velar por la protección del medio ambiente y para evitar riesgos para la salud.

En España se han solicitado 86 permisos para perforaciones que afectan a 195.000 hectáreas.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, dijo que el gobierno aprovechará, sin complejos, todas las oportunidades para investigar y extraer hidrocarburos en España “siempre y cuando esas tecnologías y proyectos cumplan con las consideraciones ambientales”.


Comentarios


Congreso español avala la técnica de “fracking”