Conjuntivitis y alergias crecen en días con ceniza

En la guardia del hospital Castro Rendón de Neuquén cambia la tendencia de los diagnósticos cada vez que hay presencia de partículas volcánicas en el aire. Los asmáticos lo sufren particularmente. De todos modos, no hay casos de gravedad. Piden extremar cuidados.



#

El neumonólogo Ignacio Zabert considera que el aumento de las consultas fue marcado.

SALUD

NEUQUÉN (AN).- La guardia del hospital Castro Rendón no se ha visto saturada, hasta el momento, por las consultas por la presencia de ceniza volcánica en la región. Sí han aumentado los pacientes que, por pertenecer a un grupo de riesgo, se acercan con alguna crisis asmática o alergias, pero ninguno de gravedad.

El director asociado del hospital, Adrián Cattaneo, explicó que desde la erupción el volcán Calbuco (el 22 de abril pasado) las consultas en la guardia se han mantenido estables. Remarcó que tienen 4.000 consultas mensuales, número que no ha variado, aunque sí cambiaron los motivos. El médico sostuvo que los días en que hay ceniza en suspensión, como sucedió el domingo, advierten mayor cantidad de pacientes con problemas respiratorios u oftalmológicos.

En este sentido, se incrementó la cantidad de diagnóstico de conjuntivitis, alergias y crisis asmáticas. Todos han sido, por ahora, situaciones leves. “Son además casos aislados”, aclaró Cattaneo.

Grupos de riesgo

Agregó que la mayoría de los pacientes que acuden pertenece a algún grupo de riesgo, como por ejemplo personas asmáticas o con algún otro problema respiratorio. También indicó que hubo un número importante de niños en las consultas de conjuntivitis. “Esto sucede porque los niños a veces se quejan más, pero ninguno de estos casos ha sido grave”, afirmó.

Para estas situaciones se receta un tratamiento habitual que consiste en broncodilatadores, gotas oftalmológicas y resguardo. Cattaneo recordó que en los días que se detecta mucha ceniza en suspensión es aconsejable no salir de los hogares para evitar complicaciones.

En sintonía, el neumonólogo Ignacio Zabert recomendó la protección naso bucal y aclaró que lo recomendable son los barbijos, pero indicó que también se puede realizar con pañuelos húmedos o bufandas que cubran las vías aéreas. En cuanto al caudal de consultas médicas en su consultorio, indicó que hubo un incremento marcado y señaló que ante posibles afecciones vinculadas al la presencia de ceniza lo primordial es realizar una visita médica. El especialista comentó que si bien “en los informes realizados se estimaron que alrededor del 25% de la ceniza es de tamaño respirable” hay que determinar los efectos que esas partículas generan en el cuerpo. “Lo que genera es más un componente irritativo y los órganos de choque son los ojos y la vías respiratoria”, concluyó.

Volcan pulmones polvo contaminacion


Comentarios


Conjuntivitis y alergias crecen en días con ceniza