Conmoción en San Martín por ocupación de un departamento

Una veintena de policías cercaron el monoblock para revisar el inmueble usurpado por una familia.



#

El grupo especial de la Policía participó del allanamiento del departamento tomado.

Patricio Rodríguez

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- Decenas de policías del grupo de operaciones especiales, pertrechados con armas, cascos y escudos, secundaron ayer a funcionarios judiciales en un allanamiento realizado en el barrio Gobernadores Neuquinos, para verificar la situación de una familia que el sábado ocupó un departamento de ese conglomerado, a tres kilómetros del casco histórico. Hubo momentos de tensión, al punto que las autoridades del Jardín de Infantes 24, que se ubica frente al complejo de departamentos, hicieron un llamado a los padres y madres para que no enviaran a sus hijos al establecimiento hasta tanto se descomprimiera la situación. En efecto, la zona parecía virtualmente militarizada, y la vicedirectora del jardín, Teresa Bilbao, se mostró sorprendida por el horario escogido para el procedimiento, en coincidencia con el ingreso de los niños. El departamento fue ocupado por dos parejas y sus respectivos hijos pequeños, aprovechándose de que la propietaria había salido momentáneamente del lugar para cumplir con obligaciones propias de su vida cotidiana. En ese momento, los jóvenes, algunos de ellos menores, irrumpieron por la fuerza y ocuparon la vivienda. Esa circunstancia generó angustia entre los vecinos, y bronca entre otros que se mostraron partidarios de la decisión de los usurpadores, al punto que hubo enfrentamientos con los primeros policías que acudieron al llamado de la propietaria damnificada por la toma. Una de las jóvenes ocupantes de la vivienda dijo a este diario que habían asumido esa acción “desesperada” ante al falta de respuesta de las autoridades a sus reclamos de ayuda social. “Vivimos ocho personas en una habitación y ya no podíamos más, y tampoco podemos pagar un alquiler, así que decidimos la toma porque lamentablemente es la única forma en la que te escuchan”, dijo la joven. Desde entonces hubo intervenciones de Desarrollo Social, consigna policial del sitio y mucho movimiento en ese sector, hasta que ayer a las 9 se produjo el procedimiento, encabezado por el fiscal de Cámara, Fernando Rubio. En principio se pensó que podría tratarse del desalojo de los ocupantes, pero luego se conoció que la justicia actuaba para verificar la situación de cada uno de ellos en el marco de la denuncia penal de la propietaria, tomar declaraciones y notificarles de la causa en trámite. También se dispuso el retiro de algunas de las pertenencias de la propietaria y víctima de la usurpación. Los ocupantes dijeron a medios locales que escogieron ese departamento porque tenían información de que la propietaria pensaba alquilarlo. Sin embargo el dato fue desmentido.


Comentarios


Conmoción en San Martín por ocupación de un departamento