Conmoción por la muerte de un niño en Neuquén



NEUQUÉN (AN)- Un niño de 9 años murió el fin de semana luego de agonizar varios días, y sus padres autorizaron la donación de órganos. El hecho provocó conmoción porque habría sido un caso de suicidio.

La investigación la realizó el personal de la comisaría 16 del barrio San Lorenzo a cargo del comisario Jorge Correa. "A nosotros nos llamó mucho la atención por la edad del niño, pero la investigación dio como resultado que no fue un accidente ni un homicidio", dijo el jefe policial.

El hecho ocurrió el miércoles pasado en una vivienda del barrio San Lorenzo. Las identidades no fueron suministradas.

El niño, que tiene varios hermanos, estaba jugando con un trozo de tela -sería el cinturón de un guardapolvos- y se lo enredaba en el cuello, motivo por el cual la madre lo retó para que dejara de hacerlo.

Después el chico dijo que iba a bañarse. Pasó un rato, y debido al silencio que había en el cuarto de baño la madre ingresó y lo encontró semiasfixiado. Había colgado un extremo del trozo de tela en la ducha y el otro se lo había enredado en el cuello. Se había subido a una especie de ´taper´ que no había resistido su peso, y por eso quedó colgando, explicó el comisario Correa.

"El taper no era muy alto, así que no quedó a mucha distancia del piso, pero fue suficiente para cortarle la respiración", agregó.

El niño fue derivado de urgencia al hospital Castro Rendón, le hicieron reanimación y se lo conectó a un respirador artificial. El cuadro se agravó al fin de semana cuando se le diagnosticó muerte cerebral. Fue entonces cuando sus padres autorizaron la donación de órganos, y "ayer a la mañana (por el lunes) nos informaron que había fallecido", dijo Correa.

"En principio no hay nada raro, incluso se le hizo la autopsia y no surgió que el chico haya sufrido algún tipo de violencia o abuso", explicó el jefe policial. Respecto de la familia, "no tenemos ningún antecedente ni denuncia sobre nada que la involucre en algo irregular", señaló.


Comentarios


Conmoción por la muerte de un niño en Neuquén