Consideran “área crítica” la red eléctrica regional

Además, por el calor se consumió más en hogares.



#

Miguel Gambera

CIPOLLETTI (AC) - El gobierno nacional, a través de Cammesa, colocó al Alto Valle rionegrino y a casi todo el territorio neuquino en situación de “área crítica” desde el punto de vista eléctrico y advirtió que en horas de gran demanda “podrían registrarse bajas tensiones”. Esta situación se disparó cuando los galpones de empaque y los frigoríficos de fruta empezaron a funcionar a pleno. Una crisis energética no significa necesariamente cortes de suministro. Nuestro país atraviesa serios problemas desde que el consumo se recompuso, luego de la crisis de 2001/2002, y comenzó a crecer a tasas extraordinarias, sin que se hubiera previsto una recuperación de tal magnitud. En nuestra región las falencias no están dadas en la generación porque sobran fuentes de energía, sino en el parque de transformación y en las redes de alta tensión. En el esquema de privatizaciones, la ampliación de las redes de transmisión no quedaron como responsabilidad de los concesionarios sino en manos del mercado: si un agente del mercado lo solicita, el ente regulador (ENRE) debe activar el mecanismo para declararlo de utilidad pública, identificando cómo se financiará la obra y quiénes son los beneficiarios que la repagarán con la tarifa. Claro que muchas de las líneas que existen en la región fueron hechas por el Estado, ya sea nacional o provincial. “Río Negro” adelantó que hay instalaciones que funcionan al límite de su capacidad, como la estación transformadora Planicie Banderita, cabecera de la línea que llega hasta Villa Regina. “Como consecuencia del crecimiento de la demanda en el área Comahue 132 kV en los meses de cosecha frutícola, se despacha toda la generación disponible en las horas de mayor demanda”, se lee en la información que difundió entre los agentes del sistema Cammesa, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA, autoridad del despacho nacional. En la comunicación, referida a las áreas críticas de la red nacional, se advirtió que “podrían registrarse bajas tensiones en algunos nodos en horas de pico”. Un tendido eléctrico funciona como una manguera de agua: va sufriendo pérdidas de tensión con el correr de los kilómetros. Por eso, en la cabecera de la red es preciso inyectar una tensión superior a la nominal de 132 kilovoltios (kV) para llegar con niveles aceptables a la terminal. Esta red en 132 kV va desde Villa Regina hasta Zapala por el eje de la Ruta 22, pasando por Piedra del Águila, Catriel, Rincón de los Sauces y todo el norte de la provincia de Neuquén. La actividad frutícola se combina estos días con las altas temperaturas, que disparan el consumo residencial. Se espera que hacia fin de esta semana, el calor dará una tregua.

Los galpones de empaque y los frigoríficos comenzaron a funcionar a pleno en el Valle y pusieron a prueba las instalaciones.

CRISIS ENERGÉTICA


Comentarios


Consideran “área crítica” la red eléctrica regional