Consternación en Plottier por el crimen del policía

Los vecinos piden que se encuentre a los autores. Cerrado hermetismo en torno de la investigación.



PLOTTIER (AN) – Consternación, dolor e incertidumbre. A los vecinos y autoridades de esta ciudad les costó asumir el horrendo crimen del ex suboficial de la Policía neuquina Rubén Roque Flores (de 45 años), ocurrido en la mañana del miércoles cuando desconocidos lo esperaron en su domicilio, aparentemente para robarle, y lo ultimaron salvajemente a puñaladas. El trágico episodio fue el comentario obligado en todos los lugares, pero nadie le encontró explicación.

“Disculpe, pero no estoy con ánimos de hablar con el periodismo. Estoy muy dolorida y no creo que sea conveniente”, dijo ayer María, la esposa de la víctima a los cronistas, frente a su vivienda. Estaba junto a sus hijos cuando dialogó brevemente desde el interior de un auto, bajo la atenta vigilancia de un custodia policial.

Argumentó además que su negativa se debía a que quería evitar que se produjeran confusiones sobre lo ocurrido “que al fin no contribuyen a nada. Ya sé algunos medios han dado versiones que no son correctas, y por le pido que me disculpe, pero no voy a hablar”.

El ex policía fue sepultado ayer al mediodía en la necrópolis local, en una discreta ceremonia de la que participaron familiares, amigos y particularmente sus vecinos.

En tanto, desde la comisaría local, con apoyo de efectivos del Departamento Delitos y de la División de Seguridad de la policía provincial, intensificaban las investigaciones para tratar de dar con los autores del asesinato. Hasta ayer no se había avanzado demasiado, aunque habría varias líneas que podrían conducir a desentrañar el hecho. La hipótesis del robo es la que tiene mayor sustento.

Los autores habrían manejado el dato equivocado de que Flores había cobrado 30.000 pesos de un juicio laboral.

El hecho sigue dominado por la incertidumbre. La esposa de Flores dijo que vio a cuatro encapuchados antes de que la maniataran y la mantuvieran de rehén varios minutos junto a sus hijos. Sin embargo, a pesar de que el crimen ocurrió minutos antes de las ocho de la mañana, a plena luz del día, nadie vio movimientos extraños ni la feroz pelea que Flores mantuvo con sus atacantes en el patio de la casa.

“Estamos preocupados, porque si bien existen hechos delictivos en la ciudad, no contienen tanta violencia como este caso”, dijo ayer el intendente Sergio Gallia.

Añadió que sólo restaba esperar que la policía avanzara en la investigación y desenmascare a los autores, “porque si fueron capaces de hacer lo que hicieron, cómo no pensar que lo pueden repetir”.

En el vecindario de Flores ayer todos se manifestaron “impresionados” por el crimen. Un comerciante que tiene su negocio a pocos metros del escenario del crimen comentó que “estamos desconcertados, porque no entendemos cómo nadie vio ni escuchó nada, cuando ocurrió en un momento en que todo el mundo está levantado”.

Para una joven “es imprescindible que esto se aclare, porque sino viviremos con la incertidumbre a cuesta y pensando en que cualquier momento puede ocurrir algo similar”.


Comentarios


Consternación en Plottier por el crimen del policía