Contaminación en Amazonia

La firma Texaco operó en Ecuador entre 1964 y 1992. En 1993, un comité de “afectados por Texaco” entabló un juicio a la petrolera por daños ambientales y a la salud de poblaciones asentadas en la región de Lago Agrio de la Amazonía ecuatoriana, que tuvo que afrontar Chevron, al haberse fusionado con Texaco. La contaminación afectó unas 500.000 hectáreas y a unos 30.000 habitantes de la región, en su mayoría comunidades indígenas. Luego de un juicio de casi veinte años, Chevron fue condenado por la justicia de Ecuador a pagar un resarcimiento por el daño ambiental que causó Texaco, adquirida por la petrolera en 2001. El embargo en Argentina fue dictado por el juez Adrián Elcuj Miranda, en cumplimiento del fallo ecuatoriano. Chevron Argentina solicitó el inmediato levantamiento de la orden de embargo, al considerarse “víctima de un fraude”. Pedidos de embargo se enviaron a otros países, de toda la región y de norteamérica. En los últimos días, la justicia canadiense le cerró la puerta al reclamo y consideró que todas las cuestiones deben dirimirse en Estados Unidos. En el caso hay además denuncias de mentiras y videos que Chevron confía le ayudarán.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora