CONTEXTO: El turismo jurídico gay

El casamiento fue el 21 de enero pasado y fue el puntapié de lo que muchos llaman ahora el "turismo jurídico gay" latinoamericano hacia España. Ese día, dos argentinos, los líderes de la comunidad homosexual César Cigliutti y Marcelo Suntheim, se casaron en un registro civil de Madrid aprovechando la ley ibérica de matrimonio entre personas del mismo sexo. En Argentina los novios gozan de los beneficios de la "unión civil" vigente jurisdicciones como Capital Federal, por la cual tienen casi iguales derechos jurídicos del matrimonio, pero no pueden casarse pues no está reconocido legalmente. Los dirigentes gays quieren ir a por los "plenos derechos", o sea los mismos que tienen las parejas heterosexuales, y al regreso a Buenos Aires planean solicitar a la Justicia la convalidación del matrimonio español. La boda de ambos en España fue posible porque Suntheim, además de la nacionalidad argentina tiene la alemana.

"A la vuelta en Buenos Aires nos vamos a presentar en la Justicia con la libreta de familia española. Vamos a decir: 'Ya estamos casados, España nos reconoce como matrimonio. Queremos que Argentina nos reconozca'", explicó Cigliutti.


Comentarios


CONTEXTO: El turismo jurídico gay