Continúa la polémica tras la presentación en Córdoba de Callejeros



BUENOS AIRES (DyN).- Familiares de las víctimas en la tragedia de Cromañón, el gerenciador del boliche, Omar Chabán, y las principales autoridades de Córdoba, continuaron ayer con la polémica por el regreso de Callejeros, la banda que tocó la noche del incidente y que planea realizar otros tres recitales.

La vuelta de Callejeros, a casi 21 meses de Cromañón, causó una dispar repercusión entre padres de fallecidos, algunos de los cuales defendieron la presentación, mientras otros denunciaron la "utilización política" de la tragedia y "arreglos económicos" por parte del gobernador cordobés, José Manuel De la Sota.

José Iglesias, padre de una de las víctimas, criticó el recital que ofreció el jueves en Córdoba Callejeros y lo consideró "una falta de respeto" hacia los 194 muertos, mientras reconoció que pretendía "que el show no se concretara. Cuando las cámaras y los focos ya no los tengan en la mira, van a volver a tocar, a entrar bengalas y va a pasar de nuevo lo mismo" que en Cromañón, pronosticó Iglesias, quien también deploró el fallo de la Cámara del Crimen que confirmó que el ex jefe de gobierno porteño Aníbal Ibarra es inocente en la causa.

Ricardo Righi, expulsado de Córdoba por amenazar con buscar "hasta debajo de la cama" a las autoridades que autorizaron el recital, denunció que el intendente de Córdoba, Luis Juez, "utilizó políticamente" la tragedia para incrementar su popularidad, y aseguró "hubo arreglos económicos con políticos".

Pablo Blanco, padre de Lautaro, que falleció en la tragedia, señaló por su parte que a su hijo "no lo mató el rock, sino la corrupción, la desidia y el desamparo", y de esta manera dijo estar "conforme" con la vuelta de la banda de Villa Celina. "Fue muy fuerte escuchar otra vez al grupo... pero era algo que todos necesitábamos", agregó, luego de presenciar el recital con su otra hija, Mailin, sobreviviente del incendio.

Chabán dijo desde el penal de Marcos Paz que la banda "tienen que hacer su propia vida" y que si pudiese ver a Patricio Fontanet, "lo abrazaría y lloraría con él".


Comentarios


Continúa la polémica tras la presentación en Córdoba de Callejeros