Continúan prófugos 11 de los 26 evadidos de San Juan

Once de los 26 delincuentes que escaparon del penal sanjuanino de Chimbas siguen escapando de la policía. Seis fueron recapturados tras un intenso tiroteo en Mendoza. Ocho fueron atrapados en San Juan.



SAN JUAN (DyN).- La policía sanjuanina, con el apoyo de las fuerzas de seguridad de Mendoza, logró recapturar hasta ayer a la tarde a 15 de los 26 reclusos que escaparon antenoche del penal de Chimbas, en un espectacular operativo que mantuvo en vilo a toda la provincia y que volvió a dejar al descubierto la vulnerabilidad del sistema carcelario en esta región.

Seis de los recapturados fueron detenidos ayer en Mendoza -luego de un intenso tiroteo- hacia donde intentaron huir luego de robar una camioneta Toyota en el norte de esa provincia.

Otros ocho habían sido detenidos a lo largo de la mañana de ayer, mientras que el detenido número quince es Pablo Leonardo Mallea, cercado por la policía en la localidad de Pocito, donde se busca intensamente a otros fugados que son de la zona.

El gobernador Jorge Escobar dio ayer nuevamente la cara ante la población en una prolongada conferencia de prensa, en la que reconoció la debilidad del sistema carcelario y defendió su decisión de permitir la fuga masiva de presos con el propósito excluyente de preservar la vida de los rehenes que se llevaron.

La policía sanjuanina, que hasta antenoche había logrado recapturar a siete evadidos, logró ayer apresar a un octavo, identificado como Alejandro Verón, informó el secretario de Información Pública, Jorge Rodríguez.

Simultáneamente, la policía de Mendoza logró recapturar a otros seis, quienes pertenecerían al grupo más peligroso de los evadidos antenoche, en cuyo poder se encontrarían los chalecos antibala, los FAL y las pistolas 9 milímetros que se les entregó cuando se les permitió la fuga.

Voceros del gobierno confirmaron que pasado el mediodía la policía de Mendoza detuvo a seis de los reos, luego de mantener, durante 25 minutos, un intenso tiroteo, en un paraje del departamento norteño de Lavalle conocido como Puesto San Gabriel.

Las mismas fuentes indicaron que durante el tiroteo no se habrían producido heridos y que los presos eran trasladados de nuevo hacia San Juan.

El grupo de reos, que había logrado cruzar a territorio Mendoza, robó una camioneta Toyota y se llevó a su propietario de rehén, informó el gobernador Escobar.

Poco después, el hombre fue dejado en libertad y los presos siguieron su huida, seguidos por la policía por una zona semidesértica del departamento Lavalle, lindante con el sur de San Juan, señaló el gobernador.

Por su parte, la policía de San Juan continuaba rastrillando palmo a palmo distintos puntos de la provincia en busca de los restantes prófugos, que el miércoles con facilidad pudieron reducir a los guardiacárceles, tomar a rehenes -entre ellos miembros de la Justicia y periodistas- y escapar, fuertemente armados.

Los rastrillajes apuntaron esencialmente a las localidades de Jachal, Pocitos y 9 de Julio, donde se presume que pudieron ocultarse algunos de los prófugos.

Veintiséis reclusos del penal tomaron el miércoles de rehenes al director del establecimiento, a un juez, a tres guardiacárceles y a cinco periodistas, y lograron escapar, luego de que Escobar aceptara enviarles una camioneta Trafic, decisión compartida por el Consejo de Seguridad y la Corte Suprema de Justicia de la provincia.

Las autoridades sanjuaninas advirtieron ayer a la población que debían mantener cerradas sus viviendas, hasta que puedan ser recapturados los prófugos que fueron calificados de “sujetos peligrosos”, con el agravante de que están armados.

También las escuelas sanjuaninas funcionaron ayer con sus puertas cerradas y se establecieron controles especiales de seguridad en las rutas y en los egresos e ingresos de la ciudad, donde los automovilistas eran detenidos y debían presentar documentos.

El clima de alarma se pudo observar en las calles, por la presencia masiva de policías y por los operativos que se despliegan en algunos barrios y villas miserias de esta capital.

El gobernador quiere reformar la Constitución

SAN JUAN (Télam).- El gobernador de San Juan, Jorge Escobar, responsabilizó ayer al juez penal de turno, Agustín Lanciani, de que los periodistas fueran tomados como rehenes por los reos que luego escaparon del penal de Chimbas, y anticipó que gestionará una enmienda constitucional para poder trasladar presos a establecimientos de máxima seguridad.

Durante una conferencia de prensa ofrecida en la Sala de Situación de la Casa de Gobierno, Escobar dijo que el miércoles “se permitió la salida de los reclusos porque usar la fuerza podría haber significado cobrar vidas” y que “no queríamos una desgracia”.

El mandatario estuvo acompañado por el Consejo de Seguridad, integrado por el ministro de Gobierno, Tulio Del Bono; el procurador penitenciario, Luis Salcedo Garay, y el secretario General de la Gobernación, Héctor Muñoz.

El organismo se completa con el jefe de Policía, Dante Marinero; el subjefe de la Agrupación San Juan de Gendarmería, comandante Rodolfo Bocalandro; el subjefe del RIM 22, mayor Enrique Faella, y los integrantes de la Corte de Justicia, Carlos Balaguer y Abel Soria Vega.

Escobar dijo que “la decisión de que los periodistas entraran fue tomada por el juez Lanciani” y que “los periodistas entraron por propia voluntad y nosotros no podíamos impedirlo”.


Comentarios


Continúan prófugos 11 de los 26 evadidos de San Juan