Contra el maltrato infantil

La diputada Isidori tiene un proyecto para capacitar a los futuros docentes



CIPOLLETTI (AC).- La diputada provincial Amanda Isidori, quien es también la presidenta del Consejo Provincial de la Mujer, acaba de presentar una inquietud en la Legislatura tendiente a que los maestros, en los cursos de formación, también se capaciten respecto de esta aguda problemática, y que las autoridades de los establecimientos sepan detectarla y cómo desenvolverse, antes y después que ocurra el hecho.

El maltrato físico, psíquico y emocional, el abandono y la negligencia y el abuso sexual acechan a los pibes rionegrinos, es la premisa de la que parte Isidori. “Cualquier niño sin discriminación de edad, sexo o condición socioeconómica puede ser víctima de maltrato en todas sus formas. Y todos sabemos que si un chico aprende a los golpes, también aprende a golpear, con lo que el problema de la violencia termina transferido al ámbito social”, dijo la diputada a “Río Negro”.

Las autoridades escolares -de acuerdo con el proyecto de Isidori- deben transformarse en participantes activos en la prevención del abuso infantil en cualquiera de sus exteriorizaciones, porque “la capacitación es clave para intervenir antes y después del hecho”.

Empero, desde la Unter se rechazó el proyecto, indicando que se trata de una “superposición” a normas específicas en la materia, disparó ayer Nicolás Richard, dirigente de Unter, rechazando el proyecto. El miembro del sindicato docente dijo que con esta propuesta “se trata de seguir desarticulando aspectos de la Ley Provincial de Educación, entre otras normativas, donde se contemplan aspectos vinculados con la prevención y atención” del problema.

En los organismos de Acción Social competentes, en Salud Pública, y también en las escuelas y en los hospitales, donde muchas veces se advierte la situación, se estima que al menos uno de cada cinco chicos, en algún momento han sufrido violencia, en cualquiera de sus grados.

La escuela, en especial, y los maestros en particular son las cajas de resonancia de detección de problemas que afectan a los pibes en sus hogares, en la calle y en los propios establecimientos, pero en la mayoría de las veces cuando quieren actuar chocan contra una barrera de silencio.

Isidori trajo a colación una estadística mundial en la materia donde se revela que más del 60 por ciento de los niños que soportan maltrato son de edad escolar, y que pese a ello sólo entre el 5 y el 15 por ciento de los casos denunciados provienen de maestros y profesores del sistema educativo en general. Por ello considera que en Río Negro la capacitación del docente es “imprescindible”.

Consultados, docentes reconocieron que cuando un niño llega con signos de violencia, sin marcas incluso, pero conflictuado, sin poder concentrarse en las más mínimas tareas, “cuando se le pregunta casi nunca dice qué pasó. Y menos si fue en su casa. Tiene miedo. Contra eso hay que actuar desde otros ámbitos. Nosotros nos vemos superados”, aunque consideraron “válida” la inquietud.

La legisladora que presentó el proyecto puntualizó que el “circuito” de la violencia “afecta a la mujer y a los hijos como víctimas”, resaltando que en el Consejo Provincial de la Mujer y en los consejos locales, las demandas de asesoramiento y apoyo “superan las consultas acerca de otras cuestiones”, ya que a la preocupación lógica de la mujer por su propia situación “se suma la necesidad que tiene de proteger a los hijos de golpes y maltratos”.

Foto:Físico, psíquico o emocional; el maltrato a los niños debe ser detectado y atacado en forma sistémica, según la diputada Isidori.


Comentarios


Contra el maltrato infantil