Contracara: el desempleo comienza a crecer



Pese al cuestionamiento de las estadísticas oficiales, la mayoría de los analistas coincide en que durante el período 2004-2011 el desempleo se redujo a cifras de un dígito en la Argentina. Sin embargo, la escena comenzó a cambiar desde el 2012. El cepo cambiario, el crecimiento del déficit fiscal, la inflación y en el último año la desaceleración de la actividad económica volvieron a ponerlo a la vista. Según el Indec, el desempleo pasó del 6,4 al 7,1% entre el cuarto trimestre del 2013 y el primero del 2014. La subocupación trepó del 7,8 al 8,1%. Como contrapartida, los analistas privados estiman que la caída en el nivel de actividad destruirá gran cantidad de puestos en el 2014. Nadie se atreve a dar cifras, pero las suspensiones masivas en el sector automotriz y los despidos en distintas ramas de la industria así parecen confirmarlo. La informalidad es otro de los flagelos que afectan la realidad del mercado laboral. También según el Indec, el trabajo en negro llegó al 33% en el primer trimestre del año, afectando a más de tres millones de personas. En Neuquén, según la Dirección Provincial de Estadística y Censos, el desempleo afecta al 8,5% de la población en el primer trimestre del 2014, mientras que la subocupación alcanza al 5,1%. En nuestra región, el potencial desatado por el inicio de actividades en el yacimiento de Vaca Muerta pone a nuestra región en inmejorables condiciones para generar empleo. Pero a la vez refleja las dificultades del resto de los sectores productivos para cubrir los puestos de quienes migran a la actividad petrolera, seducidos por las altas remuneraciones.


Comentarios


Contracara: el desempleo comienza a crecer