Contradictorias respuestas de Trump ante las protestas en su país

El recién asumido presidente norteamericano primero se preguntó, en tono sarcástico, por qué esa gente que protestó no votó en las últimas elecciones y luego, más conciliador, dijo que esas manifestaciones eran parte de la democracia.



#

Las protestas del sábado convocaron a más gente que la que asistió a la asunción de Trump.

El presidente Donald Trump ofreció ayer reacciones contradictorias a las protestas en su contra, primero fustigándolas con tono sarcástico y luego defendiéndolas como parte de la democracia.

“Vi que hubo unas protestas ayer (por el sábado), pero tenía la impresión de que acabábamos de tener unas elecciones! ¿Por qué esta gente no votó?. Las celebridades dieron un mal golpe a su causa’’, tuiteó Trump a las 7:51 de la mañana del domingo.

Apenas 95 minutos después, presentó un rostro más conciliador.

“Las protestas pacíficas son un símbolo de nuestra democracia. Aún cuando yo no siempre estoy de acuerdo, reconozco los derechos de la gente a expresar sus opiniones’’.

Las reacciones contradictorias reflejan que el recién juramentado presidente no tiene intención alguna por el momento de modificar el tono incendiario que caracterizó su campaña, particularmente cuando se trata de sus opositores y de los medios de prensa.

Los tuits paralelos fueron la primera reacción de su gobierno al hecho de que más de un millón de personas protestaron en su contra, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

En Washington, cientos de manifestantes se agolparon a los costados de la vía por donde pasó la caravana de Trump, muchos de ellos gritando y coreando lemas contra el recién juramentado mandatario.

A todas luces las protestas en Washington parecieron ser mucho mayores a las multitudes que asistieron a la toma de posesión de Trump el día anterior, pero no ha habido cifras oficiales.

Incluso las insinuaciones de que hubo escaso entusiasmo alrededor de su investidura evidentemente irritaron al nuevo presidente.

Trump pasó su primer día como presidente despotricando contra la prensa por la manera en que se cubrió la ceremonia. En una visita al cuartel de la CIA, donde iba a tratar de reducir las tensiones que ha tenido con esa agencia, criticó a periodistas “deshonestos’’ y exageró estrafalariamente la cantidad de personas que asistieron a la toma de posesión.

Trump dijo que la multitud “se extendió hasta el Monumento a Washington’’. En realidad, como lo demuestran fotos y videos del evento, la multitud no llegó ni cerca a ese lugar.

En entrevistas el domingo por la mañana, los asesores de Trump justificaron el enojo del presidente hacia los periodistas que reportaron, acertadamente, que la multitud en la toma de posesión de Trump fue mucho menor a la que asistió a la de Barack Obama ocho años atrás.

El jefe de personal de la Casa Blanca Reince Priebus dijo en el programa “Fox News Sunday’’ que Trump sólo quiere que la prensa sea “honesta’’.

“Hay una obsesión entre los periodistas por deslegitimar a este presidente y no lo vamos a permitir’’, aseguró Priebus.

Sin anuncios todavía

sobre la embajada

La Casa Blanca parecía descartar ayer la hipótesis de un anuncio inminente sobre el controvertido traslado de Tel Aviv a Jerusalén de la embajada estadounidense ante Israel.

“Estamos en una fase muy inicial en las negociaciones sobre esta cuestión”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, a AFP. El presidente Donald Trump había prometido trasladar la embajada a Jerusalén “bastante de prisa”.


Comentarios


Contradictorias respuestas de Trump ante las protestas en su país