Contratados cortaron el tránsito en Zapala 22-4-03



ZAPALA (AZ).- Un centenar de empleados contratados que se desempeñan en la Dirección Provincial de Vialidad cortaron ayer la calle frente a esa repartición en reclamo de estabilidad laboral y aumento salarial en Zapala. La protesta, que fue impulsada por dirigentes locales de ATE y causó trastorno en el tránsito vehicular de la ciudad, podría endurecerse hoy si desde la repartición no surgen respuestas favorables al pedido. Según trascendió, podría producirse un encuentro entre los referentes gremiales y funcionarios del gobierno provincial con el objetivo de acercar las posiciones. “Estamos exigiendo un aumento de sueldos del orden de los 150 pesos y la firma de un acuerdo de estabilidad laboral de, al menos, un año”, explicó Ricardo Pérez, secretario local de ATE. “Fuimos recibidos por Ricardo Roca Jalil quien se comprometió a gestionar el tema ante el gobierno”, agregó el sindicalista. Los manifestantes pertenecen a un plan de emergencia laboral que nació junto a la promocionada puesta en marcha de la obra del ferrocarril Trasandino con fondos aportados por la provincia de Neuquén. El desempeño laboral dentro de este programa fue sumamente breve y ante el fracaso del emprendimiento ferroviario fueron derivados hacia la comuna. Poco después recalaron en la Dirección Provincial de Vialidad, donde la mayoría de ellos fueron derivados hacia Zona II. Actualmente perciben un salario mensual de 350 pesos que, mediante el reclamo, pretenden elevar a 500. “Queremos que se les garantice la continuidad por el lapso de un año y luego de una evaluación posterior que se los incorpore dentro de la planta permanente”, advirtió Pérez. La medida de fuerza volverá a sentirse con fuerza hoy cuando los dirigentes gremiales regresen para reunirse con el titular de la DPV, Ricardo Roca Jalil, en busca de una respuesta a sus requerimientos. “El gobierno debe cumplir con el decreto del gobernador Sobisch que fijó el salario mínimo de los trabajadores estatales en 500 pesos” sostuvo Pérez. Asimismo, no descartó impedir la salida y el ingreso de vehículos a la repartición en caso de no obtener un acuerdo. El reclamo gremial ya tuvo un exitoso paso previo con la veintena de trabajadores contratados del hospital interzonal de esta ciudad a los cuales se les aumentó el salario de 150 pesos hasta alcanzar los 500 solicitados y se les garantizó otro año dentro de trabajo dentro de la institución de salud. “Otro caso similar se dio en el EPEN con 32 compañeros que estaban en las mismas condiciones”, indicó Pérez, al referirse a los contratados del ente de distribución de energía.


Comentarios


Contratados cortaron el tránsito en Zapala 22-4-03