Controles a importación comenzarán el miércoles

Boudou: “No hay que enviar un mail a Moreno”.



#

Archivo

BUENOS AIRES (DyN).- Los nuevos controles a las importaciones dispuestos por la AFIP entrarán en vigencia el miércoles pese al pedido de prórroga que planteó la Unión Industrial Argentina (UIA) por las dudas que genera el sistema, y en medio de cortocircuitos entre el organismo impositivo y la secretaría de Comercio Interior.

El nuevo régimen de Declaración Jurada Anticipada de Importaciones (DJAI) fue confirmado el viernes por la AFIP, mediante la publicación en el Boletín Oficial de resolución general 3.256.

Esa resolución también ratificó que el ente recaudador conducido por Ricardo Echegaray concentrará la información del nuevo sistema para las importaciones, por lo que los organismos gubernamentales que tengan competencia en el mecanismo deberán firmar un convenio con requisitos a cumplir.

La norma aclara que el trámite debe hacerse con la “declaración jurada anticipada de importación” desarrollada por la AFIP, y se dio a conocer tras las dudas que originó el funcionamiento del denominado sistema de Ventanilla Única del Comercio Exterior ante la superposición de trámites que habían sido comunicados en forma individual por la AFIP y la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno.

También el vicepresidente, Amado Boudou, garantizó el viernes que los importadores “no” tendrán que enviarle un mail a Moreno para que les autorice la operación.

Con la puesta en marcha del nuevo régimen, el gobierno comenzará a exigir desde el 1ro de febrero a los importadores la presentación de una declaración jurada previa, ante la AFIP, para conseguir autorización para concretar la operación.

El organismo impositivo fijó un plazo máximo de 72 horas para la aprobación de una importación “en líneas generales” y de 10 días corridos para aquellas operaciones en las que intervienen organismos que deban practicar determinado tipo de observaciones.

Echegaray aseguró que “la información anticipada sirve para programar y proyectar lo que es la gestión de riesgo en el control; además permite administrar el comercio y sobre todo para asegurarle a quien pretende importar que una mercadería cuáles son los requerimientos que va a tener en Argentina a la hora de despachar”, al tiempo que remarcó que “va a permitir ahorrar costos”.

El nuevo control generó cuestionamientos de los empresarios brasileños, y el gobierno de ese país llevaría a la Argentina ante los tribunales del Mercosur, según advirtió la secretaria de Comercio Exterior, Tatiana Prazeres.

Un sondeo hecho en los últimos días por el diario La Nación por sectores tan diversos como productos agropecuarios, odontológicos, neumáticos, insumos veterinarios y bodegas permitió vislumbrar que, más allá de la pretensión de obtener equilibrio en la balanza comercial e impedir la salida de divisas, la política oficial tiene impactos negativos cada vez más evidentes.

Hace unas semanas, Fiat saltó a la tapa de los diarios cuando suspendió la producción de su planta de Córdoba durante dos días como consecuencia de la falta de piezas. Pero, en voz baja, en el sector admiten que otras compañías -por ejemplo, autopartistas- se enfrentan en este momento con problemas similares.

Los mismos efectos se extienden a la actividad comercial, dificultando, por ejemplo, el acceso de usuarios a determinados productos o servicios.

Existe mucha incertidumbre en la industria automotriz por esta nueva medida.


Comentarios


Controles a importación comenzarán el miércoles