Coparon la oficina de Canale y se llevaron $26.000

La seguidilla de asaltos en zona de chacras no se detiene. Ayer redujeron a ocho personas y dos sufrieron golpes

ROCA (AR).- Los asaltos en la zona de chacras del Alto Valle son cada vez más frecuentes. Ayer se produjo el cuarto en menos de un mes, y además fue el más importante en cuanto a botín y cantidad de delincuentes que intervinieron.

Cuatro sujetos con sus rostros semicubiertos con pañuelos, ingresaron al Establecimiento Canale de la zona de Chacra Monte, cerca de Roca. Redujeron a ocho personas, golpearon a dos con las culatas de las armas, y se llevaron 26.000 pesos que estaban destinados para pagar.

Los delincuentes actuaron con total tranquilidad, a pesar de los golpes intimidatorios, y luego se fueron caminando. Se especula que a unos trescientos metros, los esperaba un vehículo en el que emprendieron la fuga para perderse de la Policía.

El hecho se suma a los robos registrados en una chacra de Guerrico -donde golpearon al encargado y un empleado y escaparon con el dinero de los aguinaldos con tiros al aire incluidos; a otro de la zona de Paso Córdoba donde se llevaron hasta un viejo camión, dinero y algunas herramientas; y al sufrido por un empresario en su chacra de Godoy, luego de ser interceptado y atado de pies y manos. Lo encerraron en su auto y se fueron con unos 1.600 pesos en efectivo.

El de ayer se produjo alrededor de las 9. Cuatro personas llegaron hasta las oficinas del Establecimiento Canale. Aparentemente uno de los ladrones llevaba un maletín, por lo que no despertó ninguna sospecha del personal. Pero a poco de entrar, sacaron armas de fuego y comenzaron a exigir el dinero.

En las oficinas había siete personas, más un joven ajeno a la empresa. Este fue golpeado en la cabeza con la culata de un arma, ya que no entró lo suficientemente rápido como pretendían los delincuentes. También fue golpeado otro empleado de Canale. El resto de las víctimas eran mujeres.

En la empresa se estaba preparando el dinero para efectuar pagos. Los delincuentes llegaron con datos firmes y concretos, por lo que la Policía no descartaba que se haya tratado de una “batida”.

Inmediatamente redujeron a las ocho personas y las encerraron en un baño. Revisaron las dos oficinas, hasta que encontraron cerca de 26.000 pesos.

Las víctimas calculaban que en el lugar estuvieron alrededor de 15 minutos. Una vez conseguido el dinero, se fueron caminando, como habían llegado.

A unos 300 metros, donde está la entrada al establecimiento, un vehículo habría estado esperando a los ladrones, quienes rápidamente se alejaron del lugar.

Antes de abandonar la oficina, los malvivientes advirtieron a las personas que estaban encerradas en el baño que no salieran de ese lugar por un buen rato.

Uno de los datos que llamó la atención de los investigadores, es que si realmente estuvieron 15 minutos en el lugar, la maniobra realizada por los ladrones es más que arriesgada. O el tiempo fue menor, o tuvieron la suerte que en ese lapso no ingresara nadie al lugar.

Tampoco cortaron las líneas telefónicas de la empresa como para tener más tiempo para escapar, antes de que se entere la Policía.

Es más, los empleados que sufrieron el asalto avisaron telefónicamente a los uniformados de la subcomisaría de J.J. Gómez, quienes llegaron al lugar para tomar declaraciones y tratar de hallar alguna pista.

El trámite se extendió hasta cerca de las 14, luego de que las víctimas examinaran los álbumes policiales. De todos modos, trascendió que ninguno de los delincuentes fue reconocido en las fotografías policiales.


Comentarios


Coparon la oficina de Canale y se llevaron $26.000