«Corazones colmados de solidaridad»





El 2 de junio se celebró el Día del Bombero Voluntario.

Si buscamos en el diccionario la definición de «bombero» encontramos: «Persona cuyo oficio es combatir los incendios». ¡Pero qué definición tan incompleta!… el diccionario no dice que la persona que elige ser bombero ayuda al prójimo, que lo hace desinteresadamente y que su corazón está colmado de solidaridad. Tampoco, que arriesga su vida por los demás; cuando la sirena suena todo es incertidumbre… no sabe adónde va.

Tampoco aclara el diccionario que brinda al cuartel muchas horas de su vida, no sólo las de una salida: el bombero voluntario también trabaja allí en el mantenimiento del edificio o de las unidades, y esto lo hace después del horario de su trabajo habitual; que le resta tiempo a su familia por esta institución a la que tanto ama, porque ante el llamado siempre está listo, a cualquier hora y en cualquier lugar; que el bombero voluntario -tal como lo expresa la palabra- no cobra dinero por lo que hace. ¡Sí! No recibe un sueldo por lo mucho que brinda a nuestra sociedad.

A todos los bomberos voluntarios, en especial a los del cuartel de Villa Regina, vaya nuestro eterno reconocimiento por la labor que desempeñan, así como a la comisión directiva, gente con muchas ganas de participar y ayudar a esta institución; a los auxiliares, que colaboran -y mucho- con el arreglo y el mantenimiento de las unidades y tampoco persiguen fines de lucro; a los retirados que tanto dieron y siguen dando y al personal policial afectado a bomberos; en definitiva, a todas las personas que hacen que esta gran institución funcione y que cada engranaje se mueva en el momento justo.

Aunque a veces se produzcan diferencias e intercambios de opiniones, su tarea es muy loable y sacrificada.

 

P/familia Malacarne-Fontana,

Mabel A. Fontana, DNI 18.401.919

Villa Regina


Comentarios


Seguí Leyendo

«Corazones colmados de solidaridad»