Córdoba vibró con la llegada del campeón



Atenas volvió a Córdoba y la fiesta estaba preparada. Los fanáticos esperaron a los campeones de la Liga Sudamericana en el aeropuerto "Ambrosio Taravella" y después hubo caravana hasta el barrio General Bustos, donde está la sede del club más ganador del básquet argentino.

"Nosotros nunca perdimos la confianza y por eso conseguimos este valioso triunfo en Brasil, ante Uberlandia", sostuvo el entrenador de los "griegos", Mario Milanesio.

Como no podía ser de otra manera, el Milanesio más famoso, Marcelo, fue parte de los festejos y saludó a cada uno de los integrantes del plantel.

Otro de los que habló fue el experimentado Diego Osella, que volvió al equipo en esta temporada y quiere más copas para las vitrinas.

"Ya ganamos la Sudamericana y ahora vamos por la Liga Nacional. Será difícil, pero se puede", afirmó el pivote.

Todos los abrazos todos fueron para el héroe de la consagración, Héctor Campana, a esta altura un ícono del deporte nacional.

El "Pichi" repitió que "fue un campeonato triste por la polémica que surgió en el cuarto partido", pero aclaró que "jugamos un partido bárbaro y espero que los cordobeses disfruten del triunfo".


Comentarios


Córdoba vibró con la llegada del campeón