Corfone cuadruplica su producción en Aluminé

En la localidad hay 3.000 hectáreas de bosques maduros.



#

Las sierras de última generación pasaron ayer por Neuquén capital y continuaron hacia la zona precordillerana.

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- Más de dos semanas de viaje llevó el traslado de las sierras de última generación con las que se instalará un nuevo aserradero en Abra Ancha, un paraje ubicado cerca de Aluminé en donde la Corporación Forestal Neuquina tiene unas 3.000 hectáreas de bosques plantados. Ayer pasaron por Neuquén capital y continuaron hacia la zona precordillerana, su destino final, para ser instalados en la moderna planta industrial. Los nuevos equipos dejarán libres las sierras que se utilizaron desde que se instaló el aserradero, en la década del 80. Como se mantienen en funcionamiento, serán reubicadas en Las Ovejas, en lo que será el primer emprendimiento industrial de este tipo en el norte de la provincia. Las sierras horizontales, de marca Mill y las más modernas en su tipo, fueron trasladadas en cinco camiones desde el norte de Brasil. Pasaron una semana en la aduana y recién ayer llegaron a la provincia, donde se las pudo ver estacionadas frente a la sede de Corfone, previo a seguir viaje hacia Aluminé. Su función es la de hacer más eficiente la producción de madera de la empresa provincial, que actualmente ronda los 100.000 pies cuadrados mensuales, y llevarla hasta 400.000. De alcanzarse esos volúmenes y sumados a la producción privada, se estaría cerca de lograr el autoabastecimiento en la fruticultura regional, el principal destino de la industria maderera local. También sumará materias primas para otros destinos, como son el machimbre y los ladrillos de madera que produce la misma Corfone y que se utilizan en nuevos tipos de vivienda y construcciones que difunde la corporación. Las inversiones, todas a través de créditos, totalizan los 5.000.000 de pesos. Tres de ellos se destinaron a las adaptaciones necesarias y la compra de los equipos para Abra Ancha, donde sólo la obra eléctrica para los nuevos equipos demandó medio millón de pesos, mientras que el resto tiene que ver con el aserradero de Las Ovejas y otro en el sur de la provincia, además de la construcción de tinglados y galpones de acopio. Una vez que se instalen las sierras faltará un complemento para terminar de aprovechar al máximo la capacidad instalada, ya que el proyecto contempla la producción de energía por biomasa. Las estimaciones oficiales indican que los restos de la madera aserrada permitirán producir cerca de un mega de energía eléctrica, el equivalente al consumo actual de Aluminé y Villa Pehuenia.


Comentarios


Corfone cuadruplica su producción en Aluminé