Coria se despertó a tiempo y a Mónaco no le alcanzó

El 'Mago' venció a Mantilla y está en cuartos de final en Polonia

Empezó con algunas dudas y lo cerró con un juego sólido. Guillermo Coria eliminó a Félix Mantilla, prolongó su buen momento y se metió en los cuartos de final del torneo de Sopot, Polonia, (polvo de ladrillo, 425.250 euros en premios)

El 'Mago', tercer favorito del certamen se recuperó a tiempo para imponerse al español por 3-6, 6-3 y 6-3.

Por un cupo en semis, el flamante campeón de Umag jugará mañana ante el ruso Igor Andreev, séptimo preclasificado, y verdugo ayer del rumano Razvan Sabau, que abandonó por lesión cuando caía por 6-3 y 5-1.

En tanto, el otro argentino que se presentó ayer, Juan Mónaco, dio pelea pero no pudo con la promesa francesa Gael Monfils, que lo batió por 6-4 y 7-6 (7-5).

En el torneo -del que Gastón Gaudio, segundo favorito, se bajó antes de empezar para recuperarse de una lesión y en el que fueron eliminados en primera ronda Mariano Puerta, primer preclasificado, y Mariano Zabaleta- también sigue en carrera José Acasuso, sexto cabeza de serie, quien debe enfrentar hoy por octavos de final al polaco Adam Chadaj, quien accedió al cuadro principal invitado.

No fue un buen día para la 'armada española' en Sopot, ya que además de Mantilla también quedó eliminado Albert Costa, que cayó ante el rumano Victor Hanescu (8) por 6-3 y 6-4.

Hoy se completan los octavos de final, con el choque entre el español Carlos Moyà, ex número uno del mundo, y el italiano Potito Starace, como el más destacado.

 

Gisela, eliminada

 

Gisela Dulko quedó eliminada en la segunda ronda del torneo de tenis de San Diego, al caer ante la francesa Nathalie Dechy, décima favorita, por 4-6, 7-5 y 7-6 (7-3).

También avanzaron a octavos de final la suiza Patty Schnyder, la francesa Mary Pierce (6), la rusa Dinara Safina y la búlgara Sesil Karantantcheva.

El torneo de San Diego, California, se juega sobre cemento y está dotado de 1,3 millones de dólares en premios y puntos para la WTA.


Comentarios


Coria se despertó a tiempo y a Mónaco no le alcanzó