Coria y Dulko quedaron a las puertas de la Copa Hopman

Ambos perdieron en la





El equipo argentino perdió ayer con contundencia ante Eslovaquia la final de la Copa Hopman de tenis, que se disputó en la ciudad australiana de Perth. En primer turno Gisela Dulko, de 19 años, perdió ante Daniela Hantuchova, por 6-1, 4-6 y 6-4; y el número 14 del mundo, Dominik Hrbaty, venció por 6-4 y 6-1 a Guillermo Coria, finalista de Roland Garros 2004. El dobles mixto ya no era necesario para el resultado de la final, y de hecho no se disputó por una molestia de Coria en su espalda.

La Copa Hopman, que se juega por equipos mixtos, es equivalente a la Copa Davis y se juegan individuales masculinos, femeninos y dobles mixtos. Los ganadores recibieron, cada uno, 120 mil dólares y una joya en forma de pelota de tenis, compuesta por 174 diamantes y oro de 18 quilates y plata. El torneo no da puntos para los circuitos profesionales.

Hrbaty parece ser un especialista en este tipo de torneos donde se juega en equipo, como ya demostró en la Copa Davis venciendo a Andy Roddick y a Gustavo Kuerten.

«Juego de forma increíble en equipo. Veo a mi rival del tamaño de un centímetro. Hoy tuve la sensación de que ningún golpe de Coria podría afectarme», afirmó el eslovaco, quien cumplió 27 años esta semana y quien tuviera e 1998 y 1999 las mejores temporadas de su carrera tenística, ascendiendo al sexto puesto del ranking mundial. Ese año, incluso, vino a la Argentina para jugar Copa Davis.

El tenista eslovaco ganó los siete primeros puntos convirtiendo el inicio del partido en su propio monólogo.

El título en Perth es el segundo para los eslovacos, que ya se alzaron con la Copa Hopman en 1998, comandados por Karol Kucera y Karina Habsudova. El año pasado estuvieron a punto de repetir la victoria, pero cayeron en la final frente a Estados Unidos.

Coria, OK. Guillermo Coria concibió la Copa Hopman como una buena oportunidad para ponerse a punto de cara al Abierto de Australia que comienza dentro de ocho días.

Después de una temporada marcada por su operación en el hombro, el finalista de Roland Garros de 2004 se mostró satisfecho de haber recuperado la forma. «El hombro está perfecto después de varios meses de recuperación. Estoy contento de estar aquí, aunque me resultó difícil pasar el fin de año lejos de mi familia», explicó.

Dulko, por su parte, se fue del torneo sin haber ganado un partido. (DPA)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Coria y Dulko quedaron a las puertas de la Copa Hopman